15 Septiembre 2020

Después de la suba salarial a la policía, extienden bono de $5.000 a 700.000 trabajadores de la salud

Después de la suba salarial a la policía, extienden bono de $5.000 a 700.000 trabajadores de la salud
El Gobierno lo prorrogó por tres meses y amplió el personal alcanzado para calmar reclamos gremiales. ¿Cómo quedan los salarios del sector? El Gobierno extendió el bono de $5.000 por tres meses al personal de salud y lo amplió a 700.000 trabajadores. La medida fue anunciada este martes por el ministro de Salud, Ginés González García, junto a su par de Trabajo, Claudio Moroni, y el cotitular de la CGT, Héctor Daer. Durante la conferencia de prensa, González García consideró que el bono "es un estímulo necesario para el enorme esfuerzo que está haciendo el personal de salud, aunque nada equipara al riesgo y el esfuerzo que están haciendo durante esta pandemia". El ministro detalló, además, que "de 434.000 trabajadores que pagamos este mes, ahora casi llegaremos a los 700.000 trabajadores". El beneficio incluye al personal de internación (público y privado), geriátricos, traslados, emergencias y análisis clínicos. Y suma a los de atención primaria del sistema público, con un costo fiscal de $13.516 millones. A su turno, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, manifestó que el Gobierno "continúa con este bono que ayuda a los trabajadores de la salud y ahora lo vamos a ampliar" porque se considera que "es un sector fundamental y los trabajadores se están comportando de manera inobjetable". "Vaya este bono como una muestra de apoyo a ese sector de trabajadores de salud", agregó el titular de la cartera laboral. Daer afirmó, en tanto, que "es un paso que da el Gobierno del presidente Alberto Fernández en un sentido de sostener toda la tarea que llevan a adelante los trabajadores del sector salud de público y privado durante la pandemia". "Somos un sector que ha padecido innumerable cantidad de contagios, pero igualmente hemos sostenido y hecho sustentable nuestro sistema de salud", resaltó Daer. El Gobierno busca llevar calma al sector laboral más afectado por la pandemia, con más de 28.000 contagios y un centenar de muertos. Paritarias, en suspenso A través del decreto 315, el Gobierno estableció a fines de marzo el pago de una asignación estímulo de $ 5.000 en abril, mayo, junio y julio para trabajadores de la salud, profesionales y técnicos, auxiliares, ayudantes y a toda persona expuesta y abocada a controlar la pandemia provocada por el COVID-19. En los últimos meses, los gremios de la salud pública (Fesprosa, ATE y UPCN) mantuvieron reuniones con el equipo del Ministerio de Salud, en reclamo de la reapertura de paritarias y la duplicación del valor de la suma fija para llevarla a $10.000. Los estatales (docentes, empleados y personal sanitario) siguen con las paritarias postergadas y, en muchos casos, con los mismos sueldos de marzo. Mientras que en el sector privado el gremio de Sanidad, encabezado por Daer, firmó el mes pasado el pago de sumas de entre $4.000 y $7.000, que representan una suba del 22%. Las presiones salariales del personal sanitario forzaron en los últimos días la apertura de negociaciones en el sector público de Santa Fe y Córdoba, y un aumento del 50% en las guardias en La Rioja. Los empleados de la salud, además, registran 28.000 infectados y más de un centenar de muertos. La extensión del bono en salud se conoce días después del aumento de casi el 40% otorgado a la policía bonaerense. Efecto "motín policial" La prórroga del bono confirmada este martes buscó así llevar calma entre los trabajadores de la salud. Las autoridades vienen de anunciar una suma $5.000 por dos meses a los investigadores del Conicet y un aumento a la policía bonaerense, que en lo que va del año supera el 33%. De esa forma, el piso salarial de bolsillo de los uniformados trepará de $39.000 a $49.000 y llegará a $ 60.000 en caso de realizar horas extra. Un monto superior al sueldo inicial de una enfermera y un camillero, de $30.000 y $35.000 netos -incluyendo el bono-, mientras que en el sector privado se acercan a los $40.000. "La extensión de esa suma es un triunfo, Fesprosa fue el primer gremio en reclamarlo y el único que llevó adelante jornadas de lucha", sostuvo Jorge Yabkoswski, el secretario general de Fesprosa, un gremio que responde a la CTA Autónoma. Pero desde la entidad que agrupa a los profesionales de la salud consideraron "insuficiente" el incremento y ratificaron la convocatoria a una nueva jornada de protestas el próximo 21 de septiembre. "Es poco en relación al sacrificio realizado por los trabajadores y el impacto de la devaluación en los últimos meses", señaló Yabkowski. Por otra parte, la presencia de Daer fue vista como un respaldo a la CGT y al sindicalismo de la salud privada. Un mensaje "equívoco", según los gremios de la salud pública, cuyos representantes no fueron convocados a la conferencia, pese a haber protagonizado las negociaciones con el área de Salud.