22 Abril 2014

El Intendente Cariglino representado en Necochea por Fernando Dufau, se demuestra critico del estado nacional al darle plata a los pibes en vez de mandarlos a trabajar.

El Intendente Cariglino representado en Necochea por Fernando Dufau, se demuestra critico del estado nacional al darle plata a los pibes en vez de mandarlos a trabajar.

En declaraciones a una radioemisora de corte juvenil, el Intendente de buena proyección desde una gestión progresista para el distrito que hoy administra como Islas Malvinas, perteneciente al conurbano bonaerense, dijo que "el último anuncio de la Presidenta -en referencia al Plan Progresar-, que otorga 600 pesos a los chicos de entre 18 y 24 años -que ni estudiaban ni trabajaban-, si no recuerdo mal, es darle plata a un chico para que estén `de gira`". "Los primeros días le va a alcanzar, porque no tenían lo suficiente. El primer mes, el segundo, y después el tercero seguramente se va a tomar una botella de...", remarcó Cariglino antes de ser interrumpido por su entrevistador, quien le explicó que existía un control del cumplimiento del plan. Sin embargo, el intendente insistió: "Esa es una posibilidad. Pero ninguno de los -planes- que se ha lanzado, ni Argentina Trabaja, ni ninguno de ellos se cumple, ninguno tiene control sobre ninguno de los ciudadanos que cobran esos subsidios. Eso se lo puedo garantizar desde ya". Aclaró que el planteo lo realizaba "como papá" y agregó que "tengo chicos jóvenes, hijos adolescentes, y me preocupa como cualquier ciudadano, como cualquier padre, y trato de ser mejor padre, trato de estar con ellos, de escucharlos, decirles qué se puede, qué no se puede". "Pero usted estará de acuerdo conmigo que esto no ocurre hoy en todos los hogares. Papá y mamá trabajan, los chicos quedan en la casa solos desde muy pequeños, y bueno, a veces es mucho más fácil. Están en la esquina, empezar con la birra, empezar después, quizás robar un teléfono, y no estoy generalizando", remarcó. En contraposición, puso el ejemplo de la política de su distritos para con los jóvenes: "Están haciendo pasantías en el municipio. Son chicos que estaban en la calle, que fueron convocados, muchos de ellos se anotaron por su propia voluntad, otros hubo que trabajar con las trabajadoras sociales, con militantes para convencerlos". "Hoy muchos están en el área administrativa, otros están aprendiendo artes y oficios, como carpintería, herrería, plomería, todo lo que el municipio se fabrica para sí mismo, hasta la fábrica de caños", ejemplificó. Y concluyó: "Basándome en esto, si tenemos 800 jóvenes nosotros, que seguramente quedan 8.000 afuera del sistema, si hubiera una política de estado quizás podríamos implementar esto de otra forma".