04 Abril 2017

En un discurso casi de despedida Aued transmitio su complacencia sobre su gestión destacando la convivencia legislativa.

En un discurso casi de despedida Aued transmitio su complacencia sobre su gestión destacando la convivencia legislativa.
Mensaje del Sr. Presidente del Honorable Concejo Deliberante del Partido de Necochea, Dr. Pablo P. Aued, en ocasión de la Inauguración del Periodo de Sesiones Ordinarias del Año 2017. Gracias a todos por vuestra presencia. Quiero agradecer, ante todo, al Sr. Intendente Municipal, Dr. Facundo López que nos acompaña en este inicio de Sesiones; a los Sres. Funcionarios del Departamento Ejecutivo; Sres. Concejales; Sres. Integrantes del Consejo Escolar; Sres. Integrantes de las Fuerzas Vivas y de Organismos de Gobierno Provinciales y Nacionales, Sres. Trabajadores de los Medios y Periodistas; Sres. Trabajadores de este Cuerpo; Vecinos y Vecinas. Estamos dando cumplimiento con lo que nos manda la norma rectora para las Municipalidades en su art. 68, la que señala el hecho que hoy convoca a este Cuerpo: la inauguración de un nuevo Periodo de Sesiones Ordinarias en este Departamento Deliberativo, el cual se extenderá hasta el último día del mes de noviembre del corriente año. En la faz política-institucional, este año cobija un programa de elecciones -las comúnmente llamadas- de ‘medio término’, donde estaremos eligiendo diputados nacionales, senadores provinciales y, en el plano local, concejales y consejeros escolares. La mitad de la composición de este cuerpo colegiado –es decir diez bancas- será reemplazada y renovada a través del voto del vecino; cabe agregar que siempre son celebrables las situaciones que hoy nos vienen a colación mencionar, un nuevo inicio de sesiones y un calendario electoral con internas abiertas previas a las elecciones generales. Parecieran éstas que se configuran -hoy día- como cuestiones de mera rutina institucional, pero no hay que soslayar la enorme y vital importancia cívica –más allá de la enorme deuda de la política con las necesidades de la gente- que estas situaciones significan, después de tantos años oscuros de proscripción política y mutación de los poderes del estado. He dicho desde este mismo estrado, que cada elección es –siempre- una oportunidad republicana de renovar las expectativas por parte de la comunidad que formamos parte, que aspira -con todo derecho- a estar ciertamente mejor y poder realizarse, donde se estará plebiscitando –allí- la gestión de gobierno y, también, la actuación de la propia oposición. Es mi deseo, y seguramente el de todos, que este proceso electoral esté signado por una nutrida oferta de propuestas y proyectos por parte de cada una de las listas que se presten a competir, con un debate abierto como centro y eje de la propia contienda entre los diferentes candidatos y ojala –y esto ya es una cuestión personal-, que esta propia sala sea, el lugar donde se pueda plasmar el mismo, luego del tamiz de las PASO. Si el debate de ideas y propuestas le gana la pulseada a los candidatos “mudos”, al vacío de contenido y a las campañas sistemáticas de descalificación, será la ciudadanía la que pueda elegir mejor y se produzca -consecuentemente- un salto de calidad en la propia oferta electoral; en síntesis, que este proceso se pueda desarrollar en paz, con respeto y plena tolerancia para que sea el soberano el que pueda evaluar, con su voto y de manera templada, como quedarán establecidas las mayorías y las minorías parlamentarias después de definida la compulsa. Estamos frente a un evidente cambio de época, hay una generación política que ha entendido que los desencuentros dentro de la propia dirigencia, y de la dirigencia con la gente, se fueron constituyendo en algo ciertamente nocivo que lo terminó pagando la ciudadanía en carne propia, y de manera muy dolorosa. Esto -en nuestro distrito- se dio de manera cruda e indubitable postergando pasmosamente el progreso comunitario. Desde el prisma del gobierno estadual, el intendente ha dejado de ser ‘propio o ajeno’ para ser la persona que eligieron los vecinos de un partido determinado para que rija sus propios destinos. Hoy tenemos una gobernadora que envía los fondos provinciales para que las obras se hagan en cada distrito, piense como piense cada jefe comunal. Obviamente del otro lado, hay un intendente y un equipo que debe gestionar y hacer su invalorable parte. Nuestro distrito está siendo testigo de cómo el mejoramiento de la ruta 88 dejó de ser una falsa promesa para pasar a ser algo real y tangible, acompañando a esto, un puñado de obras –como la extensión de la avenida 10 y lo mismo en la 554 en Quequén, entre otros ejemplos- prontamente serán una realidad para el mejoramiento de la vida de nuestros coterráneos. Adentrándonos en la faz parlamentaria, repito -como lo he señalado en ocasiones anteriores- que no poseo vacilación alguna en afirmar que tenemos un Concejo de plenas puertas abiertas, cuestión que habilita, de manera continua, que la voz del vecino pueda siempre llegar a oídos de las autoridades propias o a las distintas bancadas políticas con representación legislativa; un Cuerpo Deliberativo que -con sus altos y sus bajos- sigue siendo la gran caja de resonancia de los avatares locales y que se ha constituido, en momentos muy delicados, en el garante cardinal de la propia institucionalidad política lugareña. La atomización particular que marca la composición actual de este Cuerpo, con diez bancadas políticas, no ha hecho otra cosa sino que potenciar el esfuerzo mancomunado en pos de la constante búsqueda de acuerdos y consensos entre el Departamento Ejecutivo y éste. Quiero hacer un agradecimiento destacado y particular a mis pares en esta sostenida labor. Salvo algún brevísimo y olvidable capítulo, la relación con el Departamento Ejecutivo ha sido de amplia cordialidad y respeto institucional mutuo. En materia de agenda legislativa, son muchos y variados los desafíos por delante en las sesiones venideras. El año electoral no debe, ni puede, permitirse dilatar definición alguna en la materia. En el plano operativo interno, sigo sosteniendo que tenemos un Concejo más ágil, más ordenado y más moderno en su faceta funcional, que se abre a la comunidad con las constantes visitas guiadas por parte de los estudiantes de los diferentes niveles en el marco de las actividades del Espacio Histórico en el ‘Concejo Abierto’, que a través del ‘Concejo Cerca’ transparenta y exterioriza toda su actividad a través de las redes sociales y los diferentes canales de comunicación; en ese sentido debo señalar que el Concejo TV, dando cumplimiento a uno de los puntos de la última reforma del Reglamento Interno, es una realidad que permite la generación propia de contenidos audiovisuales de calidad que facilita, de manera plural y democrática, que todas y cada una de las voces de este Cuerpo puedan llegar a nuestros vecinos una vez terminada la actividad diaria de las comisiones permanentes. Debemos llegar a todos nuestros vecinos y en ese sendero, estaremos sesionando, próximamente, en las localidades del Interior del distrito. El Concejo que dejaremos a fin de año es, en términos operativos, un Concejo mejor del que recibimos a fines de 2013, en esto –debo hacer un especial e inconmensurable agradecimiento a los trabajadores de este Concejo que lo hicieron posible- y a ustedes, por la confianza dispensada, que me permitió ostentar este tan importante lugar. En ésta -que es la última vez que tenga el honor de poder dirigirme de este modo- debo decirles gracias por la tolerancia y la paciencia que me han sabido tener, por el aprendizaje mutuo y permanente, por el respeto y el entendimiento, y por las propias relaciones humanas que han emergido de la convivencia política e institucional. Por último, quiero aprovechar la oportunidad para invitar a todos los presentes a la Sesión Especial dispuesta para el día de mañana, a las 19 hs. en donde se distinguirá, en un emotivo y sentido acto, a nuestros Héroes de Malvinas con la distinción de Ciudadanos Ilustres del Partido de Necochea. Muchísimas pero muchísimas gracias a todos por su presencia y por su invalorable tiempo.