30 Marzo 2021

Falleció el ex basquetbolista necochense José Ignacio De Lizaso

Falleció el ex basquetbolista necochense José Ignacio De Lizaso
En las últimas horas falleció el ex basquetbolista necochense José Ignacio De Lizaso, “Polo”, a los 75 años de edad. Nacido el 20 de febrero de 1946 en nuestra ciudad, su nombre quizá no le suene demasiado a los más jóvenes, aunque a cualquiera que le guste el básquet, de la edad que sea, no puede no haber escuchado nunca «¿te acordás de Fruet-Cabrera-De Lizaso? Es sencillamente imposible. Polo era el único que siguía vivo de los tres y mantenía su humor y carácter alegre de siempre. Con su 1.90 metros de altura, Polo se destacó durante las décadas del 60 y 70, llegando a conformar equipos históricos en Bahía Blanca, en la selección de Provincia y también en la selección Nacional, donde jugó el Mundial de 1967. Además, fue DT de Rivadavia en los años 80. Su entrega y espíritu competitivo lo llevó a generar una simbiosis triangular entre él, Beto Cabrera y Lito Fruet. Pusieron a Bahía en lo más alto del básquet nacional, y le dieron el nombre intachable de Capital del Básquet. Por lo que generaba dentro de la cancha, pero sobre todo por su carácter humano, José Ignacio De Lizaso generó un recuerdo imborrable y así lo recuerdan grandes figuras del básquet: “El negro era todo fuerza, además de la calidad que tenía. Un jugador bárbaro, temperamental y muy compañero. Un muchacho de buen corazón. Se brindaba siempre para las selecciones. Recuerdo cuando lo pasábamos a buscar siempre por Necochea cuando nos íbamos a los torneos, o cuando mi mama le preparaba un termo con café cuando íbamos al salón de deportes a entrenar”, afirmó Coco Bruni. “Con el negro tuvimos una amistad muy grande tanto adentro de la cancha como afuera. Cuando vine a Bahía fue una de las primeras personas que conocí, compartí departamento los primeros años. Como persona es extraordinaria, amigo, compañero. Y como jugador mucho más, un emblema del básquet para la ciudad. Junto con Lito y Beto fueron los tres que llevaron adelante la gloria del básquet de Bahía Blanca”, indicó Alfredo Monachesi. En tanto, Daniel Allende, aseguró que “Polo era un jugador de mucho temperamento, carácter y personalidad. Y todo eso se lo transmitía al equipo. Parecía que con él no se podía perder. Un jugador que se marcaba con hombres mucho más grandes y más técnicos, y él lo equiparaba a base de fuerza y sacrificio. Y como persona es un amigo al cual le tengo mucho cariño. Tuve la suerte de compartir con él en el 74”. ftte.elciudadanonecochea