22 Enero 2014

Leandro Bonaura sobre la fiestita de alcohol privada en el Casino: “Hay una suerte de hipocresía manifiesta”.

Leandro Bonaura sobre la fiestita de alcohol privada en el Casino: “Hay una suerte de hipocresía manifiesta”.

El ex concejal del desaparecido espacio político de corte vecinalista, Agrupación Comunal Transformadora, Leandro Bonaura, mantuvo un contacto telefónico con el equipo periodístico del programa de radio Dalo por Hecho, donde analizo la actual situación del alcoholismo y la nocturnidad, precisamente él fue el constructor de una ordenanza, hoy vigente aunque notoriamente no aplicada, que contempla varias aristas en tal sentido, donde no escapa tampoco la minoridad en ese contexto.

Bonaura señaló que pareciera que no hay una voluntad real de dar solución a esta problemática, destacando que esto se da ante el resurgimiento de una movida que hoy se encuentra en vigencia y que tiene que ver con el consumo excesivo de alcohol.

“Hay una suerte de hipocresía manifiesta”, asegura el ex concejal, entendiendo que no se respetan las leyes pciales., nacionales o la propia ordenanza municipal, que hablan a las claras de la prohibición de venta de alcohol a menores de edad.

Indica que la Ley provincial prohíbe taxativamente la venta de alcohol a menores en cualquier establecimiento de la provincia de Buenos Aires y que lo que debiera hacer cada municipio seria adaptarse y efectuar los controles que correspondan.

Cuando digo la hipocresía, continúo expresando Bonaura, me refiero al hecho de las resistencias, sobre todo porque provienen del mundo de los adultos, lo que surge respecto de su prohibición.

Insiste con que la Ley es clara, NO SE PUEDE VENDER ALCOHOL A MENORES, hasta ahí estamos, después si se vende clandestinamente o se hace con la complicidad de los órganos que debieran controlar…, es otra historia, pero la resistencia surge muchas veces de los mismos padres,  que plantean cierta flexibilidad de estos controles que tiene que tener el estado respecto al rol de control de lo que tienen que hacer sus hijos en la noche, pero cuando sucede algo empiezan a preguntarse porque no se hizo algo,  porque se permitía, porque debía controlar y no controlo, la historia de siempre en nuestra cultura.

“Si controla es porque uno es moralista, uno no quiere que los chicos se diviertan”, sigue haciendo referencia al tema el creador de la ordenanza de control de la nocturnidad en el distrito, dando a entender lo que piensan los padres. “Si pasa algo uno empieza a preguntarse qué no se hizo en el detalle más mínimo que exige la Ley”.

Indica además respecto a las fiestas mal llamadas privadas y con relación en especial a la que se proyecta realizarse en los próximos días en el casino local, en zona de la pileta, que se  está promocionando una fiesta privada en un sector público concesionado.

No hay espacios privados, NO existe el espacio privado exclusivo y absoluto, todo lo que sucede en el ámbito de la órbita o jurisdicción del municipio de Necochea, es espacio público.

El Casino, indica Leandro Bonaura, es un espacio público, concesionado a terceros, momentáneamente, temporalmente, en el cual se está promocionando una fiesta taxativamente prohibida. Hace mención también a que la Ley provincial plantea que no se pueden promover fiestas con la consigna de canilla libre.

Hace alusión a esta fiesta promovida desde la página de Facebook, “Amnistia party”, la cual indica que pueden beber alcohol hasta romperte la cabeza, lo cual significa que en este tipo de fiestas donde se incita a beber alcohol, con esa frase significa consumir en exceso, no tiene otra connotación.

En un espacio público es peligrosísimo y la responsabilidad concreta es del gobierno municipal que tiene que controlar o evitar que esto suceda.

Prosigue al respecto y dice que la policía, el poder judicial, todos pueden intervenir teniendo en cuenta que se promociona algo con exceso de consumo como consigna, tienen la obligación de actuar.

Digo el estado municipal, porque es un espacio público que le corresponde administrativamente al municipio de Necochea, aclara Bonaura, más la firma de la concesión.

Respecto a la aplicación de la Ley pcial., corresponde a la Policia de la pcia de Buenos Aires los controles acompañados del municipio y la Dirección de Seguridad pública, en este caso la SECRETARIA DE SEGURIDAD, e insiste conque el municipio es el gran responsable territorial en esto, concluyo el ex concejal de nuestro distrito.

Dijo también que más allá de la cuestión de la responsabilidad, hay una cuestión cultural que se tiene que observar y se preguntó qué es lo que está pasando con el consumo de alcohol excesivo, porque todos sabemos que acompañamos nuestras salidas con algún trago.

Para finalizar cito que cada uno puede hacer con su vida lo que quiera pero las responsabilidades en menores son en principio de los padres y después los controles de las autoridades de la jurisdicción a la que corresponda, volviendo a mencionar que cuando pasan las cosas como accidentes automovilísticos todos empiezan a retroceder la cadena para ver qué es lo que no se hizo.

Aclara que la Ley pcial más allá de que existe una ordenanza creada con características similares que no puede haber permanencia simultánea de menores y adultos en eventos donde se expende alcohol, encontrar un menor en fiestas de este tipo es motivo suficiente de clausura. -