07 Junio 2022

Se agrava la falta de gasoil en el país: qué provincias ya tienen desabastecimiento de combustible

Se agrava la falta de gasoil en el país: qué provincias ya tienen desabastecimiento de combustible
El "Mapa de abastecimiento del gasooil" funciona como un semáforo virtual para dar cuenta de la situación de acceso al combustible en cada provincia Transportistas de cargan habían denunciado la semana pasada desabastecimiento casi total de gasoil en siete provincias, y un suministro parcial de hasta 20 en otras siete, lo que reflejaba que más de la mitad del país sufría la falta de combustible, a pesar del aumento que hubo en mayo al combustible. Para reflejar con exactitud la situación, la entidad creó el "Mapa de abastecimiento del gaso oil", que funciona como un semáforo virtual para dar cuenta de la situación de acceso al combustible en cada provincia. Con una nueva actualización del mapa, a la fecha muestra 14 provincias en rojo (señala a los sitios en los que hay muy bajo o nulo suministro en las estaciones de servicio): Buenos Aires, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Santa Fe, Córdoba, Santiago del Estero, Tucumán, Salta, Jujuy, Formosa, San Juan, y Mendoza. "Excepto las provincias hidrocarburífera de la Patagonia, el resto de los distritos tiene dificultades para acceder a combustible, un insumo imprescindible para desarrollar nuestra actividad", indica la FADEEAC en un comunicado. El foco de la escasez sigue concentrándose en el Norte, pero se extiende a otras provincias con distinta intensidad. Esto se refleja en el mapa: mientras que en el Norte y el centro se tiñe de color rojo como signo de la gravedad del asunto, en la parte inferior la cartografía se ve en verde. Qué provincias tienen desabastecimiento de gasoil A la fecha, con más de 700 respuestas procesadas, el mapa muestra: Catorce provincias en rojo (señala a los sitios en los que hay muy bajo o nulo suministro en las estaciones de servicio): Buenos Aires, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Santa Fe, Córdoba, Santiago del Estero, Tucumán, Salta, Jujuy, Formosa, San Juan, y Mendoza. Cuatro provincias en naranja (identifica los distritos en los que el promedio de suministro es de 20 litros por unidad): San Luis, La Rioja, Catamarca, y Chaco. Un provincia en amarillo (para referirse a los lugares en los que se cargan entre 51 y 100 litros): La Pampa. Sólo las provincias del Sur aparecen en verde. Del relevamiento surge también que el 29,6% de los transportistas debió esperar más de 12 horas para cargar combustible; 28,9% entre 3 y 6 horas; 24,4% entre 6 y 12 horas, y 17% entre 2 y 3 horas. Falta de combustible: un problema que afecta a todo el país "El desabastecimiento que estamos sufriendo lleva más de dos meses. Entendemos que no es un tema sencillo de solucionar, pero nos queda en claro que se trata de un problema generado por la falta de divisas y la dificultad para avanzar rápido en las políticas que se requieren", dijo Roberto Guarnieri, presidente de Fadeeac. "El desabastecimiento que estamos sufriendo lleva más de dos meses", dicen desde Fadeeac Añadió que "desde hace varias semanas, cientos de camiones de Bolivia vienen al puerto de Campana a buscar el combustible que importa su país. Si se paga, hay combustible disponible. Mientras tanto, en Argentina tenemos camiones varados a orillas de la ruta, por falta de gasoil". El dirigente afirmó que "es un problema que afecta a todo el país, de diferente manera. La situación más crítica se vive en el centro y norte; en el sur, por ahora, no se han registrado mayores complicaciones, pero si no se encuentra una solución de manera urgente, empezaremos a ver desabastecimiento". Las consecuencias de la falta de combustible "No podemos llevar la cosecha en tiempo y forma, ni el ganado o los alimentos. La industria en general empezará a sentir las consecuencias", enfatizó. En el mismo sentido remarcó que "el combustible es un elemento esencial para poder cumplir con nuestra tarea. Más del 90% de la economía argentina se mueve en camión". La falta de suministro regular de combustible se refleja en los tiempos de espera para el abastecimiento. De acuerdo con el relevamiento anterior de Fadeeac, 31% de los encuestados esperó entre 6 y 12 horas para poder cargar gasoil; 26% debió aguardar más de 12 horas; 26% entre 3 y 6 horas; y 17%, entre 2 y 3 horas. "Las pérdidas que ocasiona esta situación son muy grandes, desde el punto de vista económico y social. El tiempo de espera y la incertidumbre de un transportista que no puede saber cuándo saldrá, ni cuándo llegará a destino produce un daño enorme", insistió Guarnieri.El trabajo reveló además que "el aumento del precio del combustible a granel muy por encima de los incrementos registrados en surtidor, hizo que muchos transportistas dejaran de lado la opción de abastecimiento en playas privadas, para hacerlo en estaciones de servicio ubicadas en las rutas (62%) y en centros poblados (24%), con el consiguiente impacto en el entorno".