18 Diciembre 2020

ARBA da de baja el plan de pagos al que accedieron 130 mil pymes de la provincia

ARBA da de baja el plan de pagos al que accedieron 130 mil pymes de la provincia
El financiamiento por parte del Estado que comenzó en marzo para el sector productivo y tuvo como objetivo que las empresas afronten deudas, impuestos inmobiliarios, automotores e Ingresos Brutos y Sellos. El programa de regularización orientado a micro, pequeñas y medianas empresas que ARBA implementó en marzo pasado para que el sector productivo bonaerense pueda financiar, con beneficios, deudas de los impuestos Inmobiliario, Automotores, Ingresos Brutos y Sellos, termina el 31 de diciembre próximo. Cristian Girard, director de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA), puntualizó en un comunicado que “en el marco de este programa las pymes bonaerenses suscribieron 130.000 planes, financiando deudas por $5.100 millones”. En ese sentido, Girard recordó que comenzaron a tomarse medidas para “suspender embargos y lanzar una moratoria para pymes, en el marco de la emergencia productiva que fue necesario establecer tras cuatro años de políticas neoliberales que destruyeron el tejido productivo bonaerense”. El funcionario sostuvo que la magnitud y nivel de aceptación del plan de pagos para pymes muestra “la medida del desastre generado por las políticas de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, y también la pandemia neoliberal”. Bajo ese contexto, vale recordar que sin considerar multas ni intereses, el stock de deuda que tenían las pymes de la provincia alcanzaba los $9.395 millones, y buena parte de esos impuestos impagos pudo regularizarse ahora. Este programa de regularización para micro, pequeñas y medianas empresas, que ya tuvo varias extensiones y estará vigente, como último plazo, hasta el final de 2020, permite financiar deudas a 10 años con un total de 120 cuotas. A su vez, contempla la quita total de intereses, multas y punitorios; y prevé el levantamiento automático de embargos con la sola adhesión al plan, que puede realizarse desde arba.gob.ar. “Fue un año muy duro, pero también muy productivo por eso, el trabajo se orientó fundamentalmente a atender la crisis productiva, reducir la presión financiera sobre pymes, aumentar la progresividad tributaria, fortalecer la fiscalización digital y presencial, y modernizar la atención”, explicó Girard. De esa manera, a pesar de la pandemia de coronavirus, Girard remarcó que “trabajamos en disminuir esa presión sobre el sector productivo, reduciendo la cantidad de agentes y bajando alícuotas, y también creamos el Sistema Único de Compensación, con el fin de transparentar el verdadero nivel de recaudación de Ingresos Brutos”. Por último, el presidente de ARBA resaltó que, “coincidentemente con el primer año de gestión, en noviembre la recaudación provincial obtuvo su mejor performance desde que asumimos. Los ingresos propios alcanzaron los $48.105,5 millones, lo que implica una suba de 35,7% interanual”.