08 Mayo 2017

Cuestionan el Plan Maestro de la Carne propuesto por el gobierno

Cuestionan el Plan Maestro de la Carne propuesto por el gobierno
La Confederación Rural, en su lugar, propuso la reducción de la carga tributaria para el producto y un redireccionamiento de los 100 millones destinados al plan. La Confederación Rural de San Luis cuestionó el Plan Maestro de la Carne lanzado por el Gobierno de la Provincia, para bajar el precio que pagan los consumidores por los cortes y, en su lugar, propusieron la reducción de la carga tributaria para el producto y un redireccionamiento de los 100 millones destinados al plan. En un comunicado de prensa emitido por la entidad afirmaron que la provincia cuenta con "la capacidad de abastecer con su rodeo el consumo de carne" y aclararon que "deseamos que los sanluiseños y los argentinos, tengan una mejor calidad de vida, y que se reduzca la carga tributaria municipal, provincial y nacional a la carne, al pan y a la leche". Asimismo sostuvieron que la inversión de $ 100 millones destinadas al plan "se reduzca, poniéndose en práctica donde no sea en vano, quedando lo ahorrado en resguardo de la carga tributaria reducida". La entidad consideró que la iniciativa es "de inviabilidad absoluta" bajo las condiciones que plantea el Ejecutivo provincial y aclaró que los productores no son formadores de precios y que el manejo de un frigorífico no es su función. "Los mercados -apuntaron- son transparentes cuando no son intervenidos ni manoseados por el Gobierno y su real dimensión la da la oferta y la demanda existente, principio básico de la economía". La confederación criticó al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner "por haber cerrado las exportaciones" y sostuvieron que esa decisión provocó una pérdida de 12 millones de cabezas del stock bovino. "En la actualidad la recuperación del mismo alcanza 4,5 millones de cabezas de ganado bovino, gracias al esfuerzo de los productores por hacer retención de vientres.", aseguraron. Los confederados se preguntaron si la reducción o quita de impuestos a los alimentos básicos de los argentinos no sería un principio de justicia social y si es bueno o redituable que un frigorífico municipal se inaugure dos o tres veces y que por su destrucción o abandono no haya responsables. Asimismo pusieron en duda que un funcionario del área productiva esté en capacidad de dirigir los diferentes eslabones de la cadena cárnica con un plan de 100 millones de pesos.