16 Enero 2021

Desde este sábado va a ser más caro llenar el tanque: cuánto aumentan las naftas de YPF

Desde este sábado va a ser más caro llenar el tanque: cuánto aumentan las naftas de YPF
A pesar de la baja demanda en los surtidores, la petrolera argentina decidió implementar una nueva suba en los valores de sus combustibles La petrolera YPF anunció una suba del 3,5% promedio en los precios de sus combustibles. Tal como anticipó iProfesional, el aumento se origina en un ajuste impositivo. "A partir de las 0 horas del sábado 16 de enero, YPF ajustará en 3,5% promedio los precios de sus combustibles. Este ajuste incluye el aumento del componente impositivo (ILC y IDC) del 7,7%, que entró en vigencia a partir del 15 de enero", indicó la compañía. De esta manera, los nuevos precios de YPF en la Ciudad de Buenos Aires son: Nafta súper: $71,83 Nafta Infinia (premium): $83,01 Diesel 500: $66,86 Infinia Diesel (premium): $78,76 Un enero con fuertes aumentos El sector ya viene de implementar un incremento en este primer mes de 2021. La semana pasada, Raizen (Shell), Axion e YPF –en este último caso, de un 2,9 por ciento– aplicaron subas en los surtidores para compensar el mayor precio que el Gobierno autorizó para los biocombustibles. A la hora de entender las variaciones que, en las estaciones de servicio, están tomando cuerpo en este 2021 también hay que reparar en lo que ocurre con el crudo internacional. El barril de Brent acumula un alza del 20 por ciento de diciembre a esta parte. Y esa variable, sumada a la devaluación por el vaivén del dólar, también complica cualquier intento por aquietar el precio del litro. Mientras el petróleo se mantenga inestable, los costos para las empresas seguirán ganando volumen por lo que sostener un valor en el tiempo seguirá siendo una meta difícil de alcanzar. Enero caliente: el año comenzó con un encarecimiento importante de los combustibles. Enero caliente: el año comenzó con un encarecimiento importante de los combustibles. Las estaciones de servicio, complicadas Según Guillermo Lego, gerente de CECHA -la confederación que integra a los empresarios del expendio-, la venta de combustibles sigue cuanto menos un 30 por ciento por debajo de los números de la etapa pre pandemia. "Más allá de la necesidad del Gobierno, aplicar más subas en este contexto económico no necesariamente les garantiza una mejora a las petroleras", expresó. Actualmente, a excepción de las estaciones de servicio establecidas en zonas con tránsito de turistas como la Costa, Córdoba o la zona cordillerana de la Patagonia, el resto de los comercializadores sigue operando a pérdida. Cada nuevo incremento aplicado a los precios de las naftas enciende luces rojas en el tablero económico de las estaciones de servicio. Ocurre que los "retoques" pegan de lleno en la demanda por efecto de la recesión dominante. Hoy por hoy, el sector de la comercialización opera a pérdida y cada aumento es observado como un empujón más al precipicio del cierre definitivo. Un informe reciente de CECHA expuso que las distintas complicaciones que enfrentan los puntos de expendio mantienen en peligro de cierre definitivo a más de la mitad de los puntos de comercialización de combustibles. La venta en las estaciones de servicio sigue 30 por ciento por debajo de la etapa pre pandemia. La venta en las estaciones de servicio sigue 30 por ciento por debajo de la etapa pre pandemia. El trabajo en cuestión reveló que 3 de cada 5 estaciones de servicio corre el riesgo de cerrar definitivo, mientras que el 85 por ciento de los sitios de venta no podrá sostenerse en el mediano plazo si la situación -en términos de demanda- no mejora. "A ese cuadro se suma que las estaciones fueron excluidas a partir de noviembre del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción", se indica. Según pudo indagar iProfesional, sólo entre los asociados a la confederación existen alrededor de 3.300 estaciones de servicio al borde de la quiebra. De ocurrir, esto redundará en la pérdida de al menos 40.000 puestos de trabajo.