29 Noviembre 2017

En un miércoles caliente, jura Cristina como senadora y apoya marcha contra reforma laboral junto a los Moyano

En un miércoles caliente, jura Cristina como senadora y apoya marcha contra reforma laboral junto a los Moyano
La expresidenta, que vuelve al Congreso, pidió a sus "compañeros" que en lugar de acompañarla en la ceremonia vayan a la protesta de las centrales sindicales. "Ese día el esfuerzo de todos tiene que estar con los trabajadores para que el Gobierno escuche", dijo. Nuevo acercamiento con los camioneros ste miércoles jurarán los 24 senadores electos en los comicios del 22 de octubre. Una de las legisladoras se llevará todas las miradas -para bien o para mal- de la sesión especial que se realizará en la Cámara Alta: la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que volverá al Congreso después de dos mandatos al frente del Ejecutivo. Encabezada por la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, la ceremonia se llevará a cabo desde las 10 en el recinto de sesiones, donde se les tomará juramento a los representantes de las provincias de Buenos Aires, Misiones, Formosa, Jujuy, La Rioja, San Juan, San Luis y Santa Cruz. Pero no será el único acontecimiento político del día. A las 15 de este miércoles un sector disidente de la CGT encabezado por los Moyano, a los que se le suman las dos CTA y organizaciones sociales, se manifestarán frente al Palacio Legislativo en contra de las reformas laborales, tributarias y previsionales que impulsa el Gobierno. En medio de rumores de fracturas en el bloque del FpV, la ex jefa de Estado apoyó la marcha, de claro tinte opositor, desde las redes sociales. El 24 de noviembre, la ahora senadora electa respaldó "a lxs trabajadorxs de distintas centrales sindicales y gremios que se van a movilizar al Congreso contra el ajuste laboral y el saqueo al sistema previsional y lxs jubiladxs” (sic). “Ese mismo día, por la mañana, juro como Senadora Nacional y muchxs compañerxs me habían manifestado la intención de acompañarme en ese momento. Les agradezco de corazón, pero creo realmente que ese día el esfuerzo de todxs tiene que estar junto a lxs trabajadorxs para que el Gobierno escuche que no se puede ir para atrás, que no queremos seguir perdiendo derechos”, indicó, y envió una señal más del acercamiento que está teniendo con los Moyano. Los contactos entre los entornos de las expresidenta y el camionero comenzaron antes de las elecciones legislativas. Por caso, Pablo Moyano, hijo de Hugo, referente de Camioneros y secretario gremial de la CGT, había llamado en septiembre a votar por Cristina o Massa para “ponerle un freno” al Gobierno. "Vamos a llamar a los trabajadores a que voten a la oposición y, en la provincia de Buenos Aires, están Cristina (Kirchner) y (Sergio) Massa”, sostuvo el gremialista. “Ojalá que los trabajadores les den el voto", enfatizó durante una entrevista con radio Labici. Para el camionero, "si Cambiemos gana en octubre, al día siguiente van a querer sacar la reforma laboral". "Queremos saber cómo van a votar los diputados y senadores en caso de que el Gobierno quiera imponer la flexibilización laboral", añadió entonces, un mes antes de los comicios. Con ese antecedente, Cristina Kirchner llamó cuatro días atrás a apoyar la manifestación. “Entre todxs debemos recordarles que en campaña te prometieron que no ibas ‘a perder nada de lo que ya tenés’”, aseguró. Se trata de un guiño más entre la exmandataria y la familia Moyano, que mantiene una tensa relación con el Gobierno.