22 Marzo 2020

Información importante: así funcionarán supermercados y almacenes desde este domingo

Información importante: así funcionarán supermercados y almacenes desde este domingo
Se busca garantizar un buen flujo de atención al público y evitar que los trabajadores deban circular en horarios poco convenientes Los supermercadistas y el gremio de Comercio acordaron que todos los formatos trabajen en una franja que no excede la franja de 7 de la mañana a 20 horas. El acuerdo, dijeron en un comunicado, busca asegurar en el marco de la emergencia sanitaria, una fluida provisión de artículos de primera necesidad a la población y a la vez proteger a los empleados mercantiles, expuestos a franjas horarias que complicaban seriamente su vida cotidiana. El horario de atención en supermercados, en todos sus formatos comerciales (hipermercados, supermercados, formatos de proximidad, autoservicios, etc) será de 7.00 a 20 horas (esto es, hasta las 8 de la noche como máximo), de lunes a domingo, incluyendo días feriados, mientras continúe la situación de excepción dispuesta por el Decreto de Necesidad y Urgencia 297, que impuso la cuarentena para intentar llevar al mínimo posible la circulación de las personas y, con ello, la circulación y actividad del coronavirus, que hoy se cobró la cuarta vida en la Argentina y sigue causando estragos en varios países europeos. El acuerdo firmado ayer estará sujeto a revisión "en función de las nuevas disposiciones que el Poder Ejecutivo Nacional dicte en la materia", dice el texto firmado por Cavalieri y Martínez. Hasta ahora, cada cadena se manejaba con diferentes horarios, en una franja horaria que podía extenderse desde las 7 hasta las 24 horas e incluso permitir formatos con rotación de empleados para atención durante las 24 horas. En fines de semana y feriados, el horario promedio de apertura era de 8:30 a 9 de la mañana y el de cierre de 21.30 a 22 horas. El acuerdo alcanzado busca unificar el horario, para no contribuir a la confusión del público, y fundamentalmente, reducir la atención en horario nocturno, para desalentar la circulación tardía, de modo que los super atiendan en un horario que permita un buen flujo de compras para los clientes pero no sobrecargue a los empleados y los exponga a horarios que complicaban su regreso a los hogares por medio de transporte público.