04 Marzo 2019

Kioscos en crisis: cerrarán 10.000 locales más y peligran distribuidores y mayoristas de golosinas

Kioscos en crisis: cerrarán 10.000 locales más y peligran distribuidores y mayoristas de golosinas
Además de la caída del consumo, el sector se ve afectado por la suba de las tarifas, los alquileres y las comisiones por depósitos de dinero en efectivo La suba de alquileres y tarifas, más la caída del consumo, provocó que en los últimos tres años cerraran 28 mil locales en todo el país y podrían sumarse otros 10 mil en los próximos meses. "La situación es muy crítica. En 2015 teníamos 120 mil kioskos registrados como monotributistas y Responsables Inscriptos", señaló Adrián Palacios, titular de la Unión Kiosqueros de la República Argentina. "En los últimos años hubo una caída constante en el consumo interno, que sumado a los fuertes tarifazos de luz y gas y al aumento de los alquileres, derivó en que 28 mil kiosqueros tuvieran que cerrar sus persianas", agregó a Ámbito. Según el directivo, los comercios que cerraron estaban en las principales avenidas del país y surgieron los "kioscos ventana" en casas particulares. Las tarifas son el principal problema del sector. "En una factura de luz, un kiosquero pagó $8 mil. Al mes siguiente, por el mismo consumo tuvo que pagar $23 mil. Si a eso le agregamos los $20 mil de alquiler y los gastos fijos, son $50 mil de base para abrir todos los días", ejemplificó. Palacios afirmó que las políticas del Gobierno "son para la bicicleta financiera, para beneficiar a los bancos y para las grandes cadenas de supermercados, pero no para las Pymes". Y agregó que quienes soliciten los nuevos préstamos para las pequeñas y medianas empresas "lo harán para pagar las tarifas y los alquileres", en lugar de "estar volcado a la producción porque no hay consumo". También reclamó al Gobierno "aplicar un freno los tarifazos y retrotraer los aumentos al menos a 2018" pero también "convocar a una mesa nacional de diálogo para paliar la crisis". Por su parte, la crisis también afecta a distribuidores y mayoristas de golosinas. Además de los cierres de los costos, los impacta la comisión bancaria de entre 1 y 1,5% para los depósitos en efectivo que rige desde abril de 2018.