07 Noviembre 2013

La UCR se reacomoda al ritmo de la interna entre Cobos y Sanz

La UCR se reacomoda al ritmo de la interna entre Cobos y Sanz

 

Pasadas las elecciones legislativas, el radicalismo comenzó a reacomodarse a la luz de nuevos liderazgos y al ritmo de la interna entre el sector de Julio Cobos y el de Ernesto Sanz, de lo que dependerá el reparto de cargos en la conducción del partido y en los bloques parlamentarios.

Luego de que Ricardo Alfonsín confirmara que no volverá a postularse como Presidente, su poder de convocatoria dentro del partido comenzó a repartirse entre los dos mendocinos que siguen en carrera para 2015 y ese movimiento interno ya anticipa en la UCR un nuevo choque de fuerzas.

La presidencia del Comité Nacional es una de los puestos clave en juego: el plenario de delegados elegirá el 13 de diciembre próximo al sucesor del santafesino Mario Barletta, electo diputado nacional, por lo que ya comenzó el conteo de respaldos de uno y otro sector.

Pero también deben designarse para la sesión preparatoria del 4 de diciembre a los titulares de los bloques de senadores y diputados nacionales, además del vicepresidente segundo de la Cámara baja, que por representación le sigue correspondiendo a la UCR.

En este contexto de negociaciones, hay quienes proponen buscar un gran acuerdo entre los dos sectores, que incluya el reparto más o menos consensuado de cargos como hace dos años, aunque los dirigentes anticobistas más duros apuestan a hacer valer su presunta mayoría para ir por todo.

Lo curioso es que el reparto de fuerzas ya no se parece al de 2011 sino que, diluida la corriente alfonsinista MORENA, varios de sus representantes, entre ellos Gerardo Morales, José Cano, Ángel Rozas y Mario Negri estarían dispuestos a apoyar a la llegada de Sanz en la Presidencia de la UCR, mientras que Alfonsín también daría pelea por ese cargo con el respaldo de Cobos.

El martes próximo, el sector de Sanz reunirá a sus delegados nacionales para confirmar apoyos de cara al plenario, para el cual aseguran contar con el 60 por ciento de representación, aunque Cobos y Alfonsín también están haciendo números propios junto a sus hombres.

Respecto al Congreso, la jefatura de la bancada de senadores, que deja Cano para asumir en Diputados, quedaría nuevamente para el jujeño Morales -con el visto bueno de Sanz-, aunque más conflictivo es el escenario en Diputados: para la conducción del bloque que abandona Ricardo Gil Lavedra están anotados el cordobés Negri, aunque en el espacio de Sanz también impulsan al riojano Julio Martínez, mientras que los legisladores cercanos a Alfonsín y Cobos lo prefieren a Oscar Aguad.