27 Febrero 2017

Ramón Mestre: "El radicalismo es la columna vertebral de Cambiemos en toda la Argentina"

Ramón Mestre:
La Unión Cívica Radical (UCR) se reunió este fin de semana en la ciudad cordobesa de Villa Giardino con el objetivo debatir la estrategia electoral que tendrá el radicalismo de cara a las próximas elecciones legislativas y cómo se estructurará su lugar dentro de la alianza Cambiemos. El presidente del Foro de Intendentes Radicales y jefe comunal de la ciudad de Códoba, Ramón Mestre, conversó con ámbito.com sobre cómo imagina las PASO, la posibilidad de conformar listas de unidad, las disidencias dentro del radicalismo y cómo evalúa la gestión de Cambiemos, con los "errores" asumidos en las últimas semanas. Periodista: ¿Qué conclusiones pueden sacarse de estos dos días de debate en el seno del partido? Ramón Mestre: Fueron jornadas muy importantes porque somos en el sistema político el único partido que debate horizontalmente propuestas, acciones y soluciones concretas a las diferentes dificultades que tiene la coyuntura argentina. A eso se le agrega que, con mucho respeto y autocrítica, pero fundamentalmente con unidad y con gran pertenencia al campo popular, buscamos desde el radicalismo generar identidad y fortalecer la coalición Cambiemos. Lo que estamos buscando básicamente es tener más injerencia en la toma de decisiones y trabajar desde ahí para apuntalar el Gobierno del presidente Macri, que nosotros entendemos que es un hecho histórico que se vive en la Argentina, después de años de demagogia y populismo. P.: ¿Qué rol tiene que tener el radicalismo en Cambiemos de cara a las elecciones? R.M.: Yo siempre digo que el radicalismo es la columna vertebral de Cambiemos en toda la Argentina. El PRO tiene una diferencia muy importante en la capital -la UCR también la tiene- y en la Provincia de Buenos Aires, pero en el resto de las provincias el radicalismo está muy bien posicionado. En todas las localidades tiene dirigentes y simpatizantes, pero a eso se le suman tres gobiernos provinciales y una gran cantidad de intendentes y presidentes comunales que son en definitiva el activo más importante que tiene el partido a la hora de poder entender lo que es el proceso de la territorialidad. Nuestro objetivo es llevar los mejores candidatos en cada uno de los distritos donde se elijan diputados y senadores nacionales. P.: ¿Cómo cree que se va a dar la interna para las PASO dentro de Cambiemos? R.M.: Creo que primero hay que apostar al diálogo. Yo no tengo dudas de que hay muchas posibilidades de lograr listas de unidad en la inmensa mayoría de los distritos. Si esto no llega a ser posible, seguramente iremos a las PASO. Nosotros tenemos una vocación de diálogo y lo estamos expresando en este congreso de Villa Giardino, pero también tenemos una rica historia en donde el radicalismo ha atravesado momentos muy duros, muy difíciles de la República. Ha sido el único partido que se le paró con total fortaleza en todos los distritos al kircherismo en los últimos 12 años. Cuando la UCR tiene que dirimir las cosas a través de las urnas no pierde el pulso y ésta será una oportunidad más para llevarla adelante. Esperemos no tener que llegar a eso porque veo que hay realmente muy buena predisposición por lo que he escuchado de parte de los miembros del Gobierno nacional, como así también de las autoridades y de los responsables de mi partido. Yo creo que va a primar seguramente la cordura y el diálogo para poder resolver todo lo que tiene que ver con la conformación de listas. P.: Hay sectores dentro de la UCR que plantean discrepancias con el Gobierno, ¿Cómo se manifestó esto dentro de la cumbre? R.M.: Uno de los dirigentes que en el marco de la cumbre marcó las disidencias fue Juan Manuel Casella. Con mucho respeto y prudencia, invitó a la reflexión en términos de tratar de entender que el radicalismo tiene que tener más protagonismo en algunas cuestiones de gobierno y también la necesidad de lo que nosotros con el gobernador Gerardo Morales planteamos al principio de que en este momento histórico que nos toca como partido estemos unidos tratando de dar respuestas. Entonces, a mí me parece que dialogando se resuelven las cosas, pidiéndole al Gobierno que nos dé más participación en Cambiemos y manteniendo nuestra identidad partidaria, también. Me parece positivo que haya disensos, no lo veo como algo malo. Sobre la base de esas diferencias se pueden ir generando los consensos que se necesitan para salir adelante. P.: ¿Qué opina de las declaraciones de Alfonsín que esta semana sostuvo que si el radicalismo no conseguía un rol más preponderante en Cambiemos, él prefería no ser candidato en estas elecciones? R.M.: Yo creo que después de este encuentro, vamos a lograr un rol más preponderante. Alfonsín algo manifestó en una reunión que tuvo con algunos dirigentes de la conducción y no tengo dudas de que esta demostración importante donde gobernadores, intendentes y todas las fuerzas institucionales de un partido, junto a los diferentes legisladores nacionales y provinciales de cada una de las provincias, demostrando una territorialidad muy importante, van a lograr que el Presidente se haga eco y nos dé los espacios y los debates para poder confluir en la toma de decisiones que se necesita para resolver muchos de los problemas que tiene la gente. P.: ¿Cuál es el rol de los intendentes radicales dentro de Cambiemos? R.M.: Ese es un fuerte que tiene el radicalismo dentro de Cambiemos que son los 447 intendentes que gobiernan a lo largo y a lo ancho de toda la Argentina. Prácticamente en todas las provincias tenemos intendentes y sin lugar a dudas esto es importante para profundizar el federalismo. Los intendentes somos los que estamos en la trinchera que es el primer eslabón de la cadena institucional y podemos dar muchas soluciones, como así también ser la correa de transmisión para resolver muchos inconvenientes. A eso se le agregan algunos temas que son centrales como la discusión del sistema tributario o lo subsidios, de los cuales los intendentes no podemos estar ajenos. Me parece que estamos viviendo un nuevo acuerdo institucional que hay que profundizar en la Argentina y darle más participación a los intendentes que somos los que más cerca estamos de los vecinos y los que más conocemos sus necesidades. P.: ¿Cómo evalúa la gestión del Gobierno? R.M.: Me parece que ha sido un año muy duro, muy difícil, que se han transitado transformaciones importantes y donde se han cometido algunos errores que por supuesto yo celebro que se puedan admitir y resolver. Lo peor que le puede pasar a un ser humano es creer que puede resolver todas las cosas solo y hay que entender que los seres humanos somos falibles y que nos equivocamos. Yo apuesto a que este proceso largo de reconstruir la Argentina nos encuentre a todos juntos para poder eliminar la pobreza, para poder darle más oportunidades al pueblo, para que no sea un Gobierno como algunos pretenden decir para unos pocos. Y nosotros desde el radicalismo le ponemos claramente el contenido social. Esta ha sido siempre la doctrina, la ideología y la lógica de pensamiento y acción que tiene la Unión Cívica Radical. P.: ¿Considera que de alguna manera los errores que el Gobierno admitió en las últimas semanas podrían afectar al radicalismo como parte de la Coalición? R.M.: Yo no tengo dudas de que cada error que se comete tiene después algún efecto sobre la decisión de los votantes, pero a mí más que la cuestión electoral me preocupa poder resolver los problemas de los argentinos y creo que en estos tiempos que estamos viviendo se ha hecho un esfuerzo muy grande para que el país vuelva a tener República y respeto por las instituciones. Hoy lo que nos está haciendo falta es acompañarlo al Presidente para que mejore la economía, para que haya más inversiones y para generar más fuentes de trabajo que es lo que da dignidad a los argentinos. En el medio de eso sin dudas que se han tomado decisiones difíciles. La economía se la recibió con una herencia muy pesada, muy dura. El tema tarifario, el tema de los subsidios hay que trabajarlos siempre con mucha sensibilidad social para poder entender la situación que viven los ciudadanos, que no son los responsables de estas cosas. La responsabilidad está en el Gobierno anterior, pero sin lugar a dudas hay que tratar de resolverlas. Fuente: Ambito.com Por MARINA GIACOMETTI