30 Marzo 2017

La deuda externa creció u$s22.000 M en el primer año de la gestión Macri y ya alcanza los u$s192.000 M

La deuda externa creció u$s22.000 M en el primer año de la gestión Macri y ya alcanza los u$s192.000 M
La suba se explica mayoritariamente por la emisión de títulos públicos que se hizo el año pasado para pagarle a los holdouts, un pasivo que el kirchnerismo ocultó en las estadísticas. También se redujo la deuda con los organismos internacionales de crédito. La deuda externa bruta total –pública y privada– ascendió a u$s192.462 millones al cierre de 2016, lo que equivale a un alza de u$s22.048 millones (+13%), respecto de 2015, según informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). En tanto, la cuenta corriente registró un déficit de u$s15.024 millones en 2016, que representa una baja de 10% contra el rojo de u$s16.806 millones que se había producido en 2015. A su vez, la cuenta financiera exhibió un superávit de u$s28.894 millones, un 72% superior a los u$s16.755 millones que se computaron un año atrás. Respecto de la deuda externa bruta total, cabe puntualizar que el incremento se explica por la suba de la deuda pública, ya que el sector privado registró una caída. La deuda del sector público a final del año pasado se ubicó en u$s127.477 millones, un 25% por encima de los u$s101.659 millones anotados un año antes. Esta suba se explica mayoritariamente por las emisiones de deuda que se aplicaron para el pago a los holdouts. El informe oficial indicó que el pasivo en bonos y títulos públicos pasó de u$s42.650 millones a u$s78.252 millones, un avance de 83%. Asimismo, se especificó que los "atrasos" –saldos de deuda pendientes de actualización– se redujeron de u$s16.043 millones en diciembre de 2015 a u$s8.767 millones al final de 2016. La deuda con organismos internacionales alcanzó a u$s32.578 millones, que significa una baja de u$s1.168 millones con relación al período anterior. En tanto, la deuda del sector privado alcanzó a diciembre del año pasado a u$s61.012 millones, una disminución de u$s4.348 millones. Por su parte, la deuda del sector financiero excluido el BCRA se ubicó en u$s3.973 millones, con una suba de u$s578 millones, respecto a los u$s3.395 millones computados en 2015.