24 Enero 2019

Autorizan un nuevo aumento escalonado de la luz a partir de febrero: rondará el 40%

Autorizan un nuevo aumento escalonado de la luz a partir de febrero: rondará el 40%
El aumento está contenido en una resolución del Ministerio de Infraestructura bonaerense. Por eso, se establecerá un nuevo cuadro tarifario para ser aplicado a partir de febrero. En los próximos días el Gobierno bonaerense autorizará un nuevo incremento en las tarifas eléctricas, que podrían aumentar, en varios tramos, en una cifra que oscilará entre el 35% y el 40%. El aumento está contenido en una resolución del Ministerio de Infraestructura bonaerense que por estas horas espera la firma final de las autoridades y establece un nuevo cuadro tarifario para ser aplicado a partir de febrero. Por ahora no se conoció la modalidad con la que se establecerán los incrementos, pero sí es seguro que comenzarán a regir el próximo mes, cuando las prestadoras deban afrontar el primero y más importante de los tres aumentos del precio mayorista de la energía dispuesto por Cammesa y anunciado en diciembre, un día antes de la salida de Javier Iguacel de la Secretaría de Energía. Según pudo saber DIB, el incremento se dará por dos vertientes: por un lado, el traslado de la suba del precio mayorista. Por otro, una actualización pendiente de los costos de distribución, el único ítem que resuelve íntegramente la Provincia. En el primer punto, Cammesa dispuso un incremento del 38% en el precio mayorista. El mismo, según lo anunciado en diciembre, será en tres tramos: 26% en febrero, 5% en mayo; y otro 5% en agosto. En el ítem bonaerense, en tanto, el incremento será del 17%, correspondiente a la segunda parte de una suba del 34% del Valor Agregado de Distribución (VAD) dispuesto en septiembre pasado. En ese momento el Gobierno resolvió dividir el incremento en partes iguales, por lo que desde el mes próximo las tarifas aumentarán un 17% extra. Pero además, los usuarios deberán pagar, en cuotas y a valores actualizados por la inflación, la diferencia no cobrada durante los seis meses pasados. Esto significa que, a la suba que disponga la Provincia en la resolución, los usuarios deberá pagar, entre febrero y septiembre, un saldo remanente de las seis boletas anteriores, que variarán según el consumo y el ajuste por inflación. En total, la suba del kwh rondará el 55%, pero el impacto en las boletas rondará entre el 35% y el 40%, ya que allí deben contabilizarse algunos cargos fijos que generalmente aumentan en menor medida. Ahora resta por saber si el Gobierno optará por un esquema escalonado similar al dispuesto por Cammesa, o adoptará otra modalidad. (DIB)