28 Noviembre 2017

Inundaciones y pago de aguinaldo: las razones por la que intendentes salen a pedir ayuda a la Provincia

Inundaciones y pago de aguinaldo: las razones por la que intendentes salen a pedir ayuda a la Provincia
Intendentes salieron en las últimas semanas a pedir una ayuda económica al Gobierno provincial. Si bien algunos se mostraron afligidos por la “pesada herencia”, otros aclararon que las inundaciones y el pago de aguinaldos son los principales obstáculos.Mientras los jefes comunales de 25 de Mayo, Hernán Ralinqueo, y Puán, Facundo Castelli, coincidieron en que la última inundación que azotó a la región es la principal razón por la que salieron a pedir una ayuda económica al Gobierno de María Eugenia Vidal, su par de Chacabuco, Víctor Aiola, sumó “la problemática de la gran cantidad de empleados”. Desde 2015 venimos con una grave situación de déficit por la gran cantidad de empleados que tenemos Al respecto, Ralinqueo criticó que “tuvimos una circunstancia extraordinaria con las inundaciones y tuvimos que atender el problema nosotros solos”. Es que, según precisó el jefe comunal de Unidad Ciudadana, “se incrementaron los gastos en un 60 por ciento en combustible, además de los trabajos de día y de noche por la gran cantidad de horas extras con maquinarias alquiladas”. “Las cuentas del Municipio en general se encuentran en parámetros normales pero no tenemos margen para afrontar una situación tan difícil como la que estamos pasando”, aclaró el intendente de 25 de Mayo, a la vez que agregó: “En algunos lugares anegados, incluso donde hay escuelas, tuvimos que improvisar caminos, puentes, desagües y es por ese motivo es que salimos a pedir ayuda”. Por su parte, Castelli coincidió al decir que “las inundaciones fueron el principal problema”, ya que, detalló, “invertimos en asistencia para los damnificados y en gastos para reparar los caminos”. “Nos hemos comprometido con los productores locales a reparar la zona para que puedan sacar su cosecha”, dijo.Asimismo, el alcalde de Cambiemos agregó que “los sueldos de noviembre están garantizados y ahora esperamos una ayuda de la Provincia para poder pagar los aguinaldos de diciembre”. También, afirmó que la “inflación” se comió buena parte del presupuesto enviado por el Ejecutivo provincial para el pago de combustible y gastos corrientes de la Policía Comunal. “Esos fondos aún no han sido actualizados”, puntualizó. De todos modos, Castelli aclaró que “del total del Presupuesto que manejamos aproximadamente en un 87 por ciento dependemos de fondos de Provincia y Nación, a pesar de que tenemos una buena tasa de cobrabilidad con nuestros vecinos”. “De hecho, la principal recaudación, que viene por la tasa vial, está en el 90 por ciento y el alumbrado en un porcentaje similar. Tal vez donde estamos un poco más abajo es en barrido y limpieza con un 55 por ciento. A su tiempo, Aiola se diferenció al asegurar que “desde 2015 venimos con una grave situación de déficit por la gran cantidad de empleados que tenemos”. “Teníamos al principio de la gestión un déficit de 6 millones por mes y en el último Presupuesto de cerca de 1000 millones el déficit va a ser de 22 aproximadamente. Por lo tanto vamos en una paulatina reducción”, detalló. “Hemos intentado aumentar la recaudación, reducir la cantidad de horas extras porque el 78 por ciento se va en sueldos y aguinaldos, esperando que baje al 60 por ciento dentro del próximo año. Pero también, se debe tener en cuenta que nosotros pusimos en marcha el municipio porque los servicios estaban caídos y además las inundaciones nos han afectado un poco, no como un factor principal sino como un agravante a la situación que ya teníamos”, concluyó.