12 Mayo 2019

Los judiciales vuelven al paro en medio del conflicto salarial con Provincia

Los judiciales vuelven al paro en medio del conflicto salarial con Provincia
La medida de fuerza será por 48 horas e incluirá movilizaciones distritales y en Capital Federal. Gremio y gobierno mantuvieron dos encuentros y no pudieron alcanzar un acuerdo. La Asociación judicial Bonaerense (AJB) convocó a un paro de 48 horas tras la fallida reunión paritaria del miércoles 8 de mayo, donde gremio y gobierno no alcanzaron un acuerdo salarial. El martes 7, la AJB participó del paro provincial que realizaron junto a trabajadores estatales y profesionales de la salud en reclamo de convocatoria a paritaria y salarios dignos. La medida de fuerza será el miércoles 15, con una movilización en Capital Federal, y el jueves 16, día en que realizarán acciones de protesta distritales en cada uno de los 19 departamentos judiciales de la provincia de Buenos Aires. La decisión de la convocatoria al paro fue el resultado de las asambleas departamentales que el gremio convocó después del fracaso de la última reunión paritaria. En ella, los funcionarios bonaerenses ofrecieron un aumento del 7.5% con respecto al salario de diciembre y retroactivo al 1 de marzo. La propuesta fue rechazada por la AJB. Es que el gremio de los judiciales exige recibir una propuesta salarial similar a la que el gobierno de María Eugenia Vidal realizó a los docentes. Esto es, recuperar el 15,6% de poder adquisitivo perdido durante 2018 y la aplicación de la cláusula gatillo para 2019. “Tal como venimos sosteniendo varios de los gremios estatales de la provincia de Buenos Aires, la unidad en la acción es el único camino posible para enfrentar el ajuste impuesto por el gobierno bonaerense, que se niega a respetar las reglas de la negociación colectiva liquidando unilateralmente sumas que se ubican muy por debajo de la inflación, lo que acentúa la pérdida del poder adquisitivo de nuestros salarios”, señaló Pablo Abramovich, secretario General de la AJB. “Desde la AJB convocamos a las y los judiciales de toda la provincia a sumarse a las medidas resueltas en asambleas, para demostrarle al gobierno provincial que no estamos dispuestos a seguir resignando nuestros salarios y nuestras condiciones laborales”, concluyó Abramovich.