09 Noviembre 2017

Municipales en alerta ante la posible “flexibilización laboral” en las comunas

Municipales en alerta ante la posible “flexibilización laboral” en las comunas
El titular de Fesimubo, Rubén García, dijo que, aunque ataña al sector privado, si avanza la reforma también se extenderá a las comunas. Sólo 54 intendentes firmaron el convenio colectivo. Aunque este miércoles se celebra su día, los municipales bonaerenses no parecen tener mucho para festejar. Con menos de la mitad de las comunas que firmaron el convenio colectivo de trabajo contemplado por la nueva ley que rige el empleo municipal y ante un escenario conflictivo en varios distritos, la señales de alarma también se prenden a la sombra de la discusión del proyecto de reforma laboral que el impulsa el Gobierno. Al respecto, el titular de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo), Rubén “Cholo” García, señaló a Letra P que “aunque el proyecto de flexibilización laboral es en primera instancia a nivel privado, no tenemos duda que, si avanza, va a llegar a los municipios. Muchos intendentes van a copiar la moda de la flexibilización. No tengo duda que se va a replicar”. La preocupación gira en torno a posibles tercerizaciones, congelamientos de planta y permanencia de trabajadores sin estabilidad, en un contexto donde la Provincia impulsa un pacto fiscal con los municipios que podría repercutir en el empleo municipal. Luego de participar en Ginebra (Suiza) del 30º Congreso Mundial de la Internacional de Servidores Públicos (ISP), García, también secretario General de la Confederación de Trabajadores Municipales de la República Argentina (CTM), dio cuenta allí de la situación que se registra en Brasil, donde “la flexibilización fue primero para los privados pero esta semana que pasó la extendieron a los gremios estatales. Hay un lineamiento de flexibilizar e ir al neoliberalismo en todos los órdenes”. Entre otras cosas, en dicho congreso se rechazó la tercerización de los servicios públicos en el estado brasileño de San Pablo. Ver imagen en Twitter Ver imagen en Twitter ctmargentina @ctmOficial Contram Isp Américas 30° Congreso de la ISP rechazan tercerización de servicios públicos de São Paulo. Ciudades para personas, no para lucro Bajo este escenario, adelantó que el próximo 12 de diciembre se llevará a cabo un plenario de secretarios Generales de gremios enrolados en Fesimubo, “previendo el plan de lucha para el año que viene y para que esta ley de flexibilización no llegue a los municipios”. Así, remarcó que “no se ha levantado el estado de alerta y movilización en la provincia de Buenos Aires”. Integrante del Consejo Directivo de la CGT, García detalló que este jueves mantendrán una reunión en la que el triunvirato conductor de la central obrera “va a informar acerca del diálogo con el Gobierno”. Sobre las negociaciones entre ambas partes, el titular de la Fesimubo apuntó: “Cada vez que hay una ley de flexibilización laboral que ataca al contrato de trabajo es un retroceso. Estoy de acuerdo con el diálogo, pero sentarse para perder los derechos de los trabajadores argentinos no es mi estilo”. Así, citó una declaración del presidente de la Asociación de Abogados Laboralistas, Matías Cremonte, sobre el borrador de la reforma laboral: “Ni la dictadura se animó a tanto”. Más allá de esto, aclaró que el triunvirato “está haciendo lo que el Consejo Directivo le ha dictado” y prefirió ahondar en conceptos: “Mañana se verá en qué se ha avanzado”. POCAS FIRMAS. Sobre la relación con los intendentes bonaerenses, García señaló que “con la gran mayoría tenemos discusiones bastante importantes”. Un punto central de conflicto en este sentido es la escasa cantidad de adhesiones al convenio colectivo de trabajo contemplado por la nueva ley 14.656 que rige el empleo municipal en la provincia de Buenos Aires: “De 135 municipios, sólo 54 firmaron los convenios colectivos, hay una gran cantidad de municipios que se resisten a sentarse y cumplir con la ley”. “Algunos intendentes se siguen manejando con una ley de flexibilización que ha desaparecido y que nos impusieron Menem y Duhalde, con la complicad de dirigentes provinciales de ese entonces”, observó para definirlo como “un fraude laboral” la utilización que aún se realiza de la derogada ley 11.757. “Muchos tienen la cultura de manejar sus municipios sin tener en cuenta los trabajadores”, arremetió el titular de Fesimubo para advertir que varios jefes comunales “utilizan la ley de carácter obligatorio y siguen con algunas prebendas”. DARDOS A PERONISTAS. Consultado sobre el color político de los municipiso que adhirieron al convenio colectivo de trabajo, García expresó: “Soy peronista, soy militante desde que tengo uso de razón y una de las particularidades que me molestan es que la mayoría de los convenios no fueron firmado por peronistas sino por intendentes de Cambiemos”. Al arremeter contra algunos jefes comunales del conurbano que no implementan el convenio, el titular de Fesimubo detalló: “En la Primera sección, ell primer convenio colectivo fue firmado en Merlo en 2015 cuando asumió el intendente Gustavo Menéndez, pero jamás respetó el convenio y siguió firmando con la vieja ley”. “Tiene trabajadores municipales con básico de 3500 pesos y después viene a hablar de renovación en el peronismo”, disparó contra uno de los aspirantes a conducir el PJ bonaerense. Sobre el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, dijo que “hay que llevarlo al Ministerio de Trabajo para que se siente a discutir”, mientras que sobre el alcalde de Avellaneda, Jorge Ferraresi, sostuvo: “Ha tratado de evadir la ley, con un convenio colectivo trucho firmado con sindicato sin personería gremial”. PARITARIAS 2018. De cara a las negociaciones paritarias de 2018, y mientras la Provincia comienza a deslizar ofertas que rondan el 11% para los estatales, García sostuvo que, “para los trabajadores municipales no hablamos de porcentuales porque hay 135 realidades distintas en todos los municipios. Hablamos de sinceramiento salarial, cada sindicato con el Ejecutivo municipal tiene que hacer un sinceramiento salarial. Cuando se instaló el 18% este año, firmó UPCN y nos quisieron poner un techo a todos, nosotros lo rechazamos y planteamos el sinceramiento salarial en todos los municipios”. “El municipal es un trabajador que no ha sido reconocido por la política argentina, por eso son precarizados en casi todos los municipios, más allá de las últimas conquistas, como la nueva ley”, puntualizó.