20 Mayo 2017

BALÓN GÁSTRICO “TRAGABLE”, UNA SOLUCIÓN POCO INVASIVA PARA LOS PROBLEMAS DE OBESIDAD

BALÓN GÁSTRICO “TRAGABLE”, UNA SOLUCIÓN POCO INVASIVA PARA LOS PROBLEMAS DE OBESIDAD
Cuando los problemas de sobrepeso y obesidad aumentan cada vez más en todo el mundo, una innovadora alternativa de tratamiento fue recientemente presentada en un congreso de especialistas en el área, que tuvo lugar en Porto, Portugal. Se trata del balón gástrico “tragable”, un aparato que -tal como lo indica su nombre- se ingiere por la boca y se instala en el estómago, sin necesidad de anestesia o de que el paciente sea sometido a una cirugía invasiva. El sistema funciona así: la persona traga una especie de píldora que va unida a un tubo delgado. La píldora llega hasta el estómago y, una vez instalada en el lugar correcto, se llena con 550 ml de líquido a través del tubo. Este último luego se desprende y retira a través de la garganta. El balón permanece en el estómago durante cuatro meses (16 semanas). Al final de ese período, el globo se abre de forma espontánea y sus restos son eliminados a través de los excrementos. Concretamente, lo que se logra con el aparato es reducir el tamaño del estómago, de manera que los pacientes solo pueden ingerir pequeñas cantidades de alimento cada vez que comen. Según informó The Guardian, el balón gástrico “tragable” -que fue creado por la empresa Allurion- fue presentado en conjunto con un estudio que demostró su efectividad. En la investigación participaron 38 personas, que al final de los cuatro meses de tratamiento perdieron en promedio 15 kg cada uno. Tras eliminar el globo, a los pacientes se les sugirió seguir la dieta mediterránea para no recuperaran el peso perdido. De acuerdo a lo señalado por especialistas al periódico británico, si bien el balón gástrico “tragable” puede ser una herramienta útil en la lucha contra los kilos de más, no puede compararse con la cirugía bariátrica que, aunque sin duda esta un procedimiento más invasivo, también implica un cambio para toda la vida. “La tecnología es interesante, pero realmente hay que lidiar con el comportamiento alimentario de las personas antes de intervenir”, declaró Jason Halford, profesor de la Asociación Europea para el Estudio de la Obesidad. En todo caso, Halford reconoció que el balón gástrico “tragable” puede ser de gran ayuda para las etapas tempranas del tratamiento y también para aquellos pacientes que no quieren o no califican para una cirugía. “Las personas están buscando alternativas”, apuntó.