Aumento de sueldo para empleada doméstica: así serán las subas salariales hasta junio

En el marco de la reunión de la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares en el ministerio de Trabajo, se llegó a un acuerdo de paritarias

Tal como anticipó iProfesional, la paritaria para el personal doméstico se firmó por tres meses, con un aumento del 27 por ciento no acumulativo que se liquidará en tres tramos de la siguiente forma:

  • 14 por ciento en abril
  • 7% en mayo
  • 6% en junio

Con el 14 por ciento de abril (a cobrar en junio) la llamada “quinta categoría” o de tareas generales -que es la más numerosa- cobrará 696,90 pesos por hora 85.585 pesos mensuales (en ambos casos, personal con retiro) y 751,33 pesos por hora 95.170 mensuales (sin retiro).

Si bien todavía resta que el Ministerio de Trabajo homologue el acuerdo y se limpien algunos detalles, podemos adelantar que con el incremento liquidado en julio, el 1.200.000 trabajadoras y trabajadores de la actividad tendrán un básico que rondará, por hora, los 776 pesos (con retiro) y 837 (sin retiro), mientras por mes será salarios de 95.300 (con retiro) y 106.000 pesos (sin retiro).

La Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares, con la presidencia de Roberto Picozzi, llevó a cabo una maratónica jornada que comenzó a las 11 y terminó pasada las 17, en donde las organizaciones gremiales plantearon la necesidad de un aumento del 33 por ciento, lo que fue rechazado por las patronales.

Empleada doméstica: suba por arriba del salario mínimo

Según fuentes gremiales, ante la falta de acuerdo, los funcionarios realizaron una serie de consultas tanto con la ministra de Trabajo, Raquel “Kelly” Olmos como con representantes del Palacio de Hacienda. La idea del Gobierno fue seguir la línea de negociación del Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, que cerró con una suba del 26,4 por ciento. Entonces, apenas se llegó al citado 27 por ciento que los gremios consideraron con “sabor a poco”.

Voceros oficiales y sindicales coincidieron en una problemática para una actividad a la que le cuesta salir de la precarización. Un incremento considerable en los básicos se puede convertir en un boomerang, explicaron, porque los patrones también se ven afectados por la letal combinación de baja de ingresos y la inflación. Entonces, un aumento de salarios se puede traducir en una reducción de la jornada laboral o, directamente, en un despido.

Desde la cartera laboral informaron que además de la nueva suba, se definió que la próxima reunión para acordar una revisión y próximo aumento será el 25 de julio.

Olmos reivindicó las paritarias: “Son muy vigorosas”

Finalizada la reunión, la ministra Olmos declaró: “Insisto en que las paritarias son muy vigorosas y constituyen una institucionalidad esencial de nuestra democracia, que los trabajadores organizados y el sector empresario puedan discutir en igualdad de condiciones para mantener y mejorar la capacidad adquisitiva de los salarios y para mejorar y adaptar las condiciones colectivas de trabajo es realmente una fortaleza institucional de la democracia argentina que tenemos que destacar y proteger”.

Remarcó que “hay gente, hay proyectos políticos que vienen por eso, recordemos que hace cuatro años el ministerio de Trabajo no existía y lo que existía era una subordinación al ministerio de Producción, para subordinar los intereses de los trabajadores a los intereses del capital, de manera que lo que veíamos permanentemente era un Estado que operaba en contra de los intereses de los trabajadores”.

Aseguró que “desde que asumió nuestro gobierno lo que se busca es el acuerdo. Un acuerdo que, obviamente, tiene momentos de tensión porque hay una defensa férrea de los intereses de cada parte, pero se alcanzan acuerdos. Y a mí me parece que eso es una fortaleza de nuestra democracia, que está inspirada en la idea de democracia social a la cual nosotros aspiramos.”

Empleada doméstica: qué tareas realiza cada categoría

Supervisor/a

Es el personal encargado llevar a cabo la coordinación y el control de las tareas efectuadas por dos o más personas a su cargo. Por ejemplo, un supervisor que controla las tareas de limpieza de un grupo de empleados.

Personal para tareas específicas

Esta categoría incluye principalmente a los cocineros/as contratados en forma exclusiva para desempeñar dicha labor, como así también toda otra tarea doméstica que requiera habilidades especiales del personal para poder llevarla a cabo.

Caseros

Hace referencia al personal que presta tareas relacionadas con cuidado general y la preservación de una vivienda en donde habita con motivo del contrato de trabajo. Es la única categoría que se presume sin retiro.

Asistencia y cuidado de personas

Comprende la asistencia y cuidado no terapéutico de personas, tales como: personas enfermas, con discapacidad, niños/as, adolescentes, adultos mayores. Esta categoría es la que determina cuál es el sueldo de una niñera o de cuidadores domiciliarios (por ejemplo, una persona que cuida adultos mayores).

Personal para tareas generales

Se encarga de realizar tareas de limpieza, lavado, planchado, mantenimiento, elaboración y cocción de comidas y, en general, toda otra tarea típica del hogar. Es la categoría más utilizada, ya que comprende a la empleada doméstica o mucama que presta servicios de limpieza y mantenimiento en casas de familia.