Empleados de Comercio comienza a negociar un aumento de sueldo: qué porcentajes maneja el gremio

Con la inflación en alza, gremio que lidera Armando Cavalieri comenzará a negociar en las próximas semanas un aumento para el último trimestre del año.

El bono de 60.000 pesos otorgado por el Gobierno y otras medidas económicas calmaron la reapertura de las paritarias de algunas actividades, como la de empleados de Comercio. Sin embargo, la devaluación y la inflación que no para de crecer provocaron que el secretario General del gremio, Armando Cavalieri, acelere los encuentros con las patronales para acordar un incremento para los meses de octubre-noviembre-diciembre.

Además, a la situación económica hay que recordar que el último acuerdo salarial correspondió a julio-agosto-septiembre, por lo cual en octubre tendrán que cerrar si o si una mejora. La incógnita será si es mensual -como está ocurriendo con algunos gremios- o trimestral, que es la modalidad preferida.

Como anticipo a esta negociación, la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECyS) cerró la paritaria de la Rama Cerealera o de Acopiadores con las autoridades de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria Cooperativa Limitada (CONINAGRO), la Federación de Centros y Entidades Gremiales de Acopiadores de Cereales, y el Centro de Exportadores de Cereales.

De cuánto fue la mejora para la Rama Cerealera

La mejora consiste en un 10,7 por ciento, de carácter remunerativo, como corrección de la escala de julio anterior. Sobre esta base, el mes de agosto tendrá un aumento del 10% no remunerativo y el mes de septiembre un incremento del 9% no remunerativo.  Estos aumentos serán liquidados a partir de octubre, mes durante el cual se reunirán nuevamente las partes para analizar el impacto inflacionario a fin de evaluar el próximo aumento salarial.

El acuerdo establece que los incrementos salariales no remunerativos, no serán contributivos ni generarán aportes y contribuciones a la seguridad social, salvo a los aportes y contribuciones de la Obra Social de Empleados de Comercio y Actividades Civiles (OSECAC) y del Aporte del trabajador establecido por los artículos 100 y 1001 sobre el monto nominal de la suma percibida por el trabajador.

También se mantendrá la contribución adicional y solidaria a OSECAC a cargo de los empleadores equivalente a 1.200 mensuales, por cada trabajador en relación de dependencia del convenio colectivo de trabajo 130/75.En el caso del personal que cumpla la jornada parcial, el sueldo básico será establecido proporcionalmente a la jornada laboral completa. 

Por otra parte, en cuanto a la liquidación del aumento acordado para agosto, la diferencia que surja de la nueva escala salarial podrá ser abonada como anticipó en los próximos 20 días a la homologación del acuerdo.

Devaluación e inflación: cuáles son los números que maneja el gremio

Fuentes gremiales admitieron a iProfesional que esta negociación podría replicarse en la rama general como compensación de ciertas diferencias acumuladas por la inflación para luego encarar una mejora para el último trimestre del año. El número que se está evaluando es del 30 por ciento, teniendo en cuenta que con un costo de vida en septiembre que también rondará los dos dígitos, estiman una pérdida del poder adquisitivo de entre unos 15 a 18 puntos.

Los voceros remarcaron que “va a ser una discusión muy compleja por el contexto económico y electoral, sin dejar de lado la devaluación posterior a las PASO, de 22 por ciento y una posible devaluación en las próximas semanas, que el mercado ya está aplicando con la suba del dólar”.

Agregaron que “si hablamos con los números duros, la suba salarial no podría ser menor del 50 por ciento; creemos que es imposible llegar a ese número, pero hay que ser inteligentes para que no se pierda el poder de compra que, de hecho, está muy deteriorado”

Paritaria abril 2023-marzo 2024: de cuánto fue el aumento hasta septiembre

La paritaria de los empleados de Comercio va de abril de este año a marzo del 2024. Hasta el momento, los aumentos fueron del 19,5 por ciento (abril-mayo-junio) y del 27 por ciento (julio-agosto-septiembre). Es decir que en seis meses consiguieron un incremento de los ingresos del 46,5 por ciento.

Hasta el momento, los aumentos del primer trimestre de la paritaria se aplicaron de la siguiente manera:

  • 6,5 por ciento en abril.
  • 6,5 por ciento en mayo.
  • 6,5 por ciento en junio.

A esto se agregó una suma fija no remunerativa de 25.000 pesos que se pagó en dos cuotas; una en abril y otra en mayo de 12.500 pesos cada una por única vez.

En el segundo trimestre, se pactó una mejora que se liquida de esta forma:

  • 7,5 por ciento en julio.
  • 7,5 por ciento en agosto.
  • 7,5 por ciento en septiembre.

En cuanto quedó el básico con todos los aumentos liquidados

Si bien estos porcentajes suman un 22,5 hay que sumar un 4,5 por ciento en compensación por lo perdido en la relación inflación-salario por el trimestre anterior. De esta forma, el incremento salarial total para todas las categorías es del 27 por ciento. Una vez que se computen todos los porcentajes, el salario básico será de unos 286.000 pesos. Sin embargo, con el bono, se iría a unos 316.000 pesos

Cavalieri destacó la unidad gremial para lograr la eliminación de Ganancias

Por otra parte, Cavalieri respaldó las últimas medidas tomadas por el ministro de Economía, Sergio Massa, sobre todo la eliminación del Impuesto a las Ganancias que salió por ley en el Congreso. Al respecto, afirmó que “es alentador ver la unidad del movimiento sindical apoyando estas causas, que busca aliviar la carga tributaria de los trabajadores argentinos”.

Manifestó que “la eliminación de Ganancias es un acto de justicia que estábamos esperando. Y estas últimas movilizaciones demuestra que estamos unidos en nuestro compromiso por lograr una reforma justa y equitativa que beneficie a la mayoría de los trabajadores del país”. Subrayó que “los trabajadores han sufrido durante años una carga fiscal inmerecida que ha afectado sus ingresos y calidad de vida. La aprobación de esta Ley por parte de los Diputados y Senadores es un paso valioso hacia la justicia tributaria y el bienestar de los argentinos”.

Cavalieri sostuvo que “es crucial que se entienda de manera generalizada que el salario no es ganancia, ni en pesos ni en dólares” y destacó la importancia de que la eliminación de la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias (la que grava los salarios) “se consolide como una política de Estado, trascendiendo el contexto electoral actual”.