¿Inflación récord?: el Gobierno no encuentra el ancla a los precios y apela a una vieja receta de Caputo

El Gobierno apela a la “prueba y error”: el caso de las retenciones. El escenario es peor al que imaginó el ministro. ¿Regresa “Precios Cuidados”?

La dinámica de los precios luce muy preocupante. El escenario es peor al imaginado por Luis Caputo antes del inicio de la gestión. El ministro de Economía creyó que el salto de los precios, tras la devaluación, sería inferior al que se está dando.

Los reportes de las consultoras económicas estiman una inflación récord para este último mes de 2023. En la mayoría de los casos se proyecta un IPC de por lo menos el 30%. Y superior en el caso del rubro alimenticio, por encima de ese rango.

En privado, Caputo condiciona el éxito de su plan de inicio a una fuerte desaceleración en los aumentos de los precios. En concreto, dice que la inflación debería acumular no más del 50% en los primeros 90 días de la administración Milei. Se trata de un objetivo muy difícil de cumplir. Si se tiene en cuenta que el IPC de diciembre dará cerca del 30%.

Para tener una idea: para que la estimación de Caputo se pueda dar, la inflación de enero debería desplomarse al 10% y la de febrero, al 5%. Un escenario complicadísimo.

El compromiso del ministro tiene que ver con su estrategia de sostener un crawling peg de apenas el 2% mensual, tras la devaluación que llevó el dólar oficial de $360 a $800. Ese cuasi congelamiento del dólar sería el único ancla para la inflación.Lo más difícil es que se enfríe la inercia inflacionaria, después de un largo período de aceleración y varias devaluaciones. Las consultoras prevén que la inflación de los primeros 90 días de Milei Presidente se acercaría al 100%.

Plan Milei: marchas y contramarchas

Milei y Caputo ya tomaron nota de las dificultades. El Presidente se vio obligado a dejar de lado su plan dolarizador y también el cierre del Banco Central, que, eventualmente, quedarán para más adelante.

Desde Economía, fueron y vinieron con varias medidas durante la última semana. En las últimas horas, hubo cambios en el nivel de las retenciones que, en principio, habían sido anunciadas en el 15% para todas las exportaciones y ayer ya fueron eliminadas para varios rubros, como los lácteos, el arroz y las frutas, entre otros.

También, hubo un alza del 31% al 33% para los derivados de la soja, una medida criticada por las cerealeras exportadoras. Con los precios de los alimentos también se intentan cambios en la política, aunque de una manera más solapada. Al menos, por ahora.

Por el momento, la idea básica de Caputo es la recreación de una especie de “carry trade”, en donde se asegura una ventaja por las inversiones en pesos ante la promesa de sostener casi inalterado el tipo de cambio oficial.

Como la devaluación acaba de ocurrir y tiene un plan fiscal por detrás, pareciera existir una aprobación del mercado financiero. La condición de que “salga bien” es que la inflación debe desacelerar de forma abrupta en las próximas semanas.

¿La vuelta de “Precios Cuidados”?

Con bajo perfil, sin agitar las aguas, en las últimas horas hubo algunas líneas desde la secretaría de Comercio para relanzar alguna canasta de productos esenciales a precios más bajos, de cara a las fiestas de fin de año.

Desde el supermercadismo, descartaron la posibilidad bajo el actual contexto económico. “Es imposible, con la inflación proyectada y los problemas de abastecimiento una canasta fija de productos o de precios. Es absolutamente irreal pretender eso. No es no querer, es no poder”, dijeron desde el sector”La idea no es muy liberal que digamos”, agregó la fuente, con una crítica sutil hacia los funcionarios que, desde La Libertad Avanza, pretenden un acuerdo de ese tipo.

Fuentes de la industria alimenticia reaccionaron de la misma manera. Ante la consulta de iProfesional, primero dijeron desconocer la intención oficial de ir a un trato. Más tarde, en algunas compañías dijeron directamente que el Gobierno no puede pretender un acuerdo de precios sin antes poner sobre la mesa un plan de coordinación más completo. “De otra manera, van a cometer los mismos errores del gobierno anterior, que tanto se criticó”, dijo la fuente consultada.

Inflación, de mal en peor

Las consultoras económicas ya tomaron nota de este verdadero desbande de los precios. Eco Go midió un alza de los alimentos del 10,4% la semana pasada, que se suma al 8,2% de la semana previa.

Según la estimación de la consultora manejada por Marina Dal Poggetto, la inflación de los alimentos treparía al 33,2% este mes. El IPC llegaría al 28,2%, por debajo, ya que todavía se mantiene el congelamiento de las tarifas de luz y gas y también el transporte público.

La consultora de Orlando Ferreres sintoniza con esas estimaciones. En las primeras dos semanas de diciembre, la suba de los precios promedió 16,8%. “Además, la medición promedio de la segunda semana del mes contra la segunda de noviembre fue de 26,3% mensual”, dice el informe de Ferreres.