La inflación no afloja: presión por la sequía y la expansión de la gripe aviar

De acuerdo a las consultoras privadas podría superar el 7% en el rubro alimentos. El Gobierno se queda sin herramientas y usa al dólar como único ancla

Sin dólares en las reservas del Banco Central y con menos anclas para enfriar la evolución de los precios, la inflación de este mes se encamina al 7%. Y, muy posiblemente a superar ese guarismo, de acuerdo a las últimas mediciones de las consultoras privadas.

La cuarta semana de marzo marcó una inflación promedio del 1,3%, según el relevamiento que acaba de cerrar la consultora Eco Go. Para esa empresa, que monitorea la inflación semana tras semana, el rubro de los alimentos volvió a liderar los movimientos de precios. A punto tal que la previsión para marzo trepa nada menos que al 7,6%.

El Gobierno cree, no obstante, que la inflación de este mes estaría por debajo de ese pico. Aunque se transformaría en el IPC más elevado en lo que va del año. La inflación interanual, en ese contexto, superará el 100%.

En este contexto, el único ancla que tiene el Gobierno para moderar la suba de los precios es el tipo de cambio. A pocas horas de cerrar el mes, el dólar mayorista subió 5,2%. Claramente por detrás de la inflación esperada. Y por debajo del 6,6% del IPC de enero.

Las claves de marzo

La última ola de calor y, sobre todo, la sequía sigue impactando en los precios de los alimentos. El primer rubro en el ranking de los alimentos que más subieron fue el de los panificados, que se encareció 3,9% la última semana. Por debajo van las frutas y el pescado, con un alza promedio del 2,1%.

En cuarto lugar se posicionan las carnes vacunas, con un aumento del 1,6%. En las carnicerías, el kilo de carne vacuna muestra una suba del 4% promedio, bien por debajo de lo sucedido el mes pasado: en febrero, el Indec determinó alzas de 35% en los denominados “cortes populares”.

Al contrario, sucede lo mencionado al comienzo: el kilo de pollo ya se encareció 29% en lo que va del mes en el mercado mayorista. Por ahora sólo una parte se trasladó a los comercios minoristas.

A su vez, los huevos -también por efecto de la ola de calor, la sequía y la expansión de la gripe aviar- ya evidencian un alza promedio del 38% en estas primeras tres semanas del mes. Desde principios de año, los huevos marcan una suba del 60%. Nada menos.

Qué pasa con los acuerdos de precios

Estos aumentos se dan a pesar de que el Gobierno mantiene los acuerdos de precios con las fábricas de alimentos a través de “Precios Justos”, que ha perdido gravitación en el actual contexto de aceleración inflacionaria.

Los productos de “Precios Justos” se encuentran en cadenas de supermercados y en los mayoristas. 

No así en los denominados comercios “tradicionales”: autoservicios y almacenes de barrio.