Gremios paralizan la industria del neumático: paro en Pirelli y movilización en Bridgestone

El SUTNA denunció amenazas de personal jerárquico en Pirelli. Concentración en la puerta de Bridgestone, en rechazo a unos 50 despidos

Si durante el gobierno de Alberto Fernández el Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (SUTNA) protagonizó un duro conflicto en la actividad, con la gestión de Javier Milei no solo salió a reclamar sobre las condiciones laborales, sino que además participó activamente del plan de lucha de la Confederación General del Trabajo (CGT).

La organización gremial viene aplicando un plan de lucha en Bridgestone por una serie de despidos, en tanto que el lunes a las 12 comenzó un cese de actividades por 24 horas en la planta de Pirelli antelo que consideran «el atropello, la falta de respeto y la prepotencia de supervisores hacia los trabajadores»

El secretario General del SUTNA, Alejandro Crespo, remarcó que «varios de los jerárquicos de Pirelli tienen numerosas denuncias por agredir a trabajadores y ahora despiden a un compañero por un supuesto entredicho con un supervisor».

Gremio del neumático denuncian maltrato de personal en Pirelli

En un comunicado, el consejo directivo del gremio detalló: «El supervisor Rivas, del sector de armado había protagonizado numerosos episodios de maltrato sobre distintos compañeros similares a los hechos ocurridos con otros jerárquicos que faltaron el respeto a compañeros incluso algunos de ellos con representación gremial, y llegando hasta el extremo de la agresión física como en el caso del supervisor Melian sobre el compañero Darío López».

Afirmó que, en este caso, «el supervisor Rivas, el 29 de enero, una vez más, en forma prepotente e irrespetuosa se dirigió al compañero Agustín Godoy, llegando incluso a amenazar de despido. Días después, el 2 de febrero, estando Godoy de franco, recibió la notificación de despido culpándolo absurdamente de haberle faltado el respeto al cuestionado supervisor Rivas».

Asimismo, agregó: «Este hecho injusto despierta el enojo de todo el colectivo de trabajadores de la fábrica Pirelli, quienes no podemos permitir que se naturalice el maltrato sobre los trabajadores instrumentado por jerárquicos y que sea este tipo de despido la herramienta para amedrentar el uso legítimo del derecho a la dignidad y el respeto por cada compañero».

Una medida de fuerza que afectó los tres turnos de producción

Crespo indicó que estas situaciones fueron detonantes para que se disponga un paro total de actividades en la planta de Pirelli, que comenzó el lunes a las 12 y terminó el martes después del mediodía, afectando a los tres turnos de producción.

Además, manifestó: «La empresa Pirelli debe dar marcha atrás con este despido y con su política de apañar a supervisores cuyo accionar es totalmente injustificable. El respeto hacia cada compañero lo debemos garantizar mediante la participación activa y consciente de todos los trabajadores».

Si bien se retomaron las actividades, el clima en la planta no es el mejor. Fuentes gremiales revelaron que «si no hay una respuesta positiva; es decir, si no se reincorpora al compañero cesanteado, retomaremos las medidas de fuerza de inmediato».

Manifestación en la puerta de Bridgestone y apoyo de otros sindicatos

En cuanto a la situación en Bridgestone, el SUTNA convocó a una manifestación para este miércoles, a las 13, en la puerta de la fábrica, ubicada en Antártida Argentina 2715, Llavallol, provincia de Buenos Aires, en rechazo a los «injustos despidos». Se descuenta que no solo participará el personal de la planta, sino delegados de las otras compañías del neumático (Pirelli y Fate) y organizaciones gremiales tanto de la izquierda como nucleados en la CGT, como los docentes de UDOCBA, Custodios, obreros del Vidrio y el Sindicato de Obreros Marítimos (SOMU), entre otros, que hicieron llegar su solidaridad.

Las medidas de fuerza en Bridgestone se desataron en rechazo a la cesantía de 50 operarios. Las protestas generaron la intervención del ministerio de Trabajo bonaerense, que convocó a una audiencia donde SUTNA reiteró el pedido de reincorporación inmediata de los trabajadores, mientras la empresa no se hizo presente en la reunión, aunque acercó una nota a las autoridades ministeriales.

Crespo explicó que la compañía «quiere despedir trabajadores para tener más producción con menos gente en condiciones de trabajo ya multadas por el ministerio de Trabajo y la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, que ponen en riesgo a los compañeros».

En contraposición, Bridgestone justificó la decisión en «una importante caída en la demanda debido a un contexto económico difícil, una gran pérdida en las exportaciones y una significativa caída en la productividad debido a reiterados conflictos en nuestra planta de producción», por lo que «hemos tomado la difícil decisión de realizar reducciones en nuestra plantilla». En respuesta, el gremio señaló que la empresa registra «grandes ganancias» en sus últimos balances.