11 Septiembre 2021

El Gobierno prepara un importante desembolso para el FMI

El Gobierno prepara un importante desembolso para el FMI
En tan solo diez días, luego de las PASO, el Gobierno prepara un desembolso de US$1900 millones para el FMI, con el fin de cumplir con una de las cuotas que vence en 2021 de la deuda que mantiene por el Stand-By Agreement (SBA), que tomó Cambiemos. Según consigna La Nación, la Casa Rosada utilizará una parte de los derechos especiales de giro (DEG) aportados por el propio organismo, para solventar gastos de la pandemia, mientras se incrementa la presión sobre las reservas del Banco Central.La decisión se contradice con el proyecto que aprobó el Senado, cuya titular es Cristina Kirchner, en mayo pasado, que estableció que la próxima emisión de Derechos Especiales de Giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional (FMI) se tenía que aplicar «para financiar la puesta en marcha de políticas públicas destinadas a resolver los problemas derivados de la pandemia por coronavirus Covid-19 que afecta a la Argentina».Pero las urgencias para el Ministerio de Hacienda son distintas y, mientras intenta alcanzar un entendimiento para renegociar el préstamo de la gestión Macri, no tiene en sus planes abandonar los compromisos de pago establecidos. De hecho, la próxima cuota del SBA a abonar será el 22 de diciembre, también por unos US$1900 millones. Con respecto a la mencionada gestión oficial para alcanzar un acuerdo que le permita a la Argentina devolver los fondos que tomó la gestión Cambiemos, fuentes del organismo multilateral afirmaron que «el equipo técnico del FMI y las autoridades argentinas se comunican con frecuencia y continúan trabajando en estrecha colaboración con el fin de profundizar el trabajo técnico hacia un programa respaldado por el FMI». En general, los analistas consideran que de alcanzarse un entendimiento, éste ocurriría después de las elecciones de noviembre próximo, y el plazo máximo estaría dado por el límite que impuso el acuerdo con el Club de Paris, donde la Argentina tiene tiempo hasta marzo del 2022 para reestructurar también la deuda con ese foro de países, que fija como condición previa la necesidad de un entendimiento con el FMI.