20 Abril 2021

El Gobierno tensa la relación con los exportadores: más controles para ventas de carnes, granos y lácteos

El Gobierno tensa la relación con los exportadores: más controles para ventas de carnes, granos y lácteos
El Ministerio de Agricultura decidió sumar una serie de requisitos al Reglamento Para la Inscripción en el Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA), que limitan las exportaciones de carnes, granos y lácteos, como estrategia para controlar la disparada inflacionaria de los últimos meses. En la resolución 60/2021, publicada este lunes en el Boletín Oficial, se denuncian “ciertas modalidades de actuación en la operatoria comercial exportadora, de las distintas cadenas de productos, que generan distorsiones en la actividad comercial y dificultan el pleno ejercicio de las potestades tributarias y de control cambiario a cargo de las autoridades competentes”. Ante esta situación, el texto con la firma del ministro del área Luis Basterra plantea que ante “la imperiosa necesidad de alcanzar una más amplia formalización, transparencia y control de una actividad tan sensible como la exportación dentro de la matriz de producción agropecuaria nacional”, el Gobierno nacional decidió establecer “nuevas exigencias” para el comercio internacional de productos agroindustriales. Según se explicita, los nuevos requisitos “tienden a reducir al máximo la existencia de operadores en circuitos marginales, informales e insolventes, que son los que mayores distorsiones producen en el adecuado funcionamiento del mercado interno y exportador”. A partir de ahora, los operadores del RUCA “deberán informar para su evaluación, anualmente y acreditar de modo suficiente la sustentabilidad técnica, operativa y económica-financiera”. Así, exportadores de granos, lácteos, ganados y carnes deberán presentar informes sobre las cuentas bancarias con las que opera, los movimientos bancarios de los últimos 6 meses y las líneas de financiamiento obtenidas. También deberán presentar un plan de trabajo proyectado para el próximo año (con detalle de mercadería a exportar, volúmenes, proveedores y destinos), un detalle de personal en relación de dependencia y de las entidades donde se depositan los haberes, de la compañía ART contratada, una certificación del último estado contable y una constancia de ingresos de divisas durante del último año, entre otros documentos. El texto concluye afirmando que esta medida “brindará un horizonte de mayor certidumbre no solo para los interesados en participar en la actividad, sino también para los compradores extranjeros, creando un entorno que contribuya a consolidar más aun la industria agroexportadora de nuestro país, instalándola como marca distintiva en el mundo”.