28 Abril 2021

Suteba también pide suspender las clases presenciales en municipios del interior

Suteba también pide suspender las clases presenciales en municipios del interior
Desde el gremio docente solicitaron al Ejecutivo bonaerense que se revea la situación en los distritos más afectados por la pandemia. El Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba) le pidió al Gobierno bonaerense que “se evalúe la situación” de ocho distritos del interior que se mantienen en fase 3 y pese a eso continúan con clases presenciales. El planteo del sindicato que conduce Roberto Baradel se dio ayer en el marco de una reunión del Comité de Crisis que conforman integrantes del Ministerio de Salud, de la Dirección General de Cultura y Educación junto a los gremios de docentes y auxiliares. Así, el objetivo del Comité es que las partes compartan información sobre la situación epidemiológica de la provincia y los indicadores vinculados a escuelas, docentes y estudiantes. En ese marco, Suteba pidió que “se contemple la realidad sanitaria de otros distritos de la provincia de Buenos Aires, aún en fase 3”, que, a diferencia del Conurbano, continúan con actividades presenciales. “Expresamos que se evalúe la situación de algunos distritos específicos y que se reúnan los Comités de Crisis de las Regiones Sanitarias”, detalló el sindicato a través de un comunicado luego de la reunión. A su vez, el gremio pidió una “evaluación de la compleja situación sanitaria” de Chacabuco, Pergamino, Olavarría y de la Región VIII, particularmente los distritos de Balcarce, Tandil, La Costa y Villa Gesell. Cabe señalar que Chacabuco y Tandil avanzaron en los últimos días con medidas más restrictivas (tras dialogar con el Gobierno bonaerense), pero aún mantienen la presencialidad en los colegios. La presión de los gremios docentes por mayores protocolos y suspensión de clases ante la escalada de casos, se da en el marco de la última semana de vigencia del DNU que restringe las actividades en el AMBA para frenar los contagios. Dentro de las medidas de restricción, el Ejecutivo nacional había resuelto la suspensión de la presencialidad en las aulas, además de la prohibición para circular de 20 a 6 cada día y la cancelación de actividades culturales, recreativas, deportivas y religiosas. Por su parte, Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (Udocba), el sindicato que desde el inicio del ciclo lectivo se mostró más reacio a las clases presenciales, exigió también la vuelta a la virtualidad en algunos municipios. Así lo hicieron a través de una nota enviada al gobernador Axel Kicillof, a Agustina Vila (Educación) y a Carlos Bianco (Gabinete), donde Udocba solicitó la suspensión de clases en General Pueyrredón, Trenque Lauquen y también en Chacabuco. Asimismo, la seccional de Campana de la organización gremial docente exigió ayer avanzar en el mismo sentido para ese partido, por la suba de contagios en el distrito en la última semana. En ese sentido, Udocba enformó en los últimos días que los contagios subieron en La Costa (19 docentes y 173 alumnos), en 19 escuelas de Chascomús (52 maestros y 13 estudiantes) y en 234 colegios de General Pueyrredón (50 y 25, respectivamente). A los casos se suman numerosos aislamientos, por lo que el sindicato destacó que “resulta imprescindible reducir la circulación de la población” porque “las condiciones sanitarias, de seguridad y salubridad en los establecimientos educativos no están garantizadas”. Por ahora, clases presenciales están suspendidas en los distritos en Fase 2, según el esquema de restricciones de la Provincia que busca aminorar los contagios, un total de 40 de los 135 municipios bonaerenses.