Consejo del Salario: El gobierno montó una farsa junto al empresariado y no hubo a acuerdo

El nuevo Salario Mínimo Vital y Móvil lo resolverá el gobierno por decreto.

Hoy se realizó la primera reunión del Consejo del Salario bajo la gestión de Javier Milei y terminó como hace muchos años no sucedía: no hubo acuerdo entre las partes, no hubo oferta del sector empresarial, se votó y el empate hace que termine resolviendo el gobierno por decreto.

Ante una actitud pocas veces vista, el secretario de Trabajo Omar Yasín, que presidió la reunión en representación del gobierno, junto con las cámaras empresariales, decidieron no realizar ningún esfuerzo para que hoy se formalice un nuevo Salario Mínimo Vital y Móvil. El gobierno acompañó la pasividad del empresariado, que no presentaron ninguna propuesta, solamente una actitud extorsiva de querer imponer que el aumento fuera a partir del mes de marzo.

Las centrales sindicales (CTA Autónoma, CGT y CTA de los Trabajadores) lograron unificar una propuesta para que el SMVM deje de estar por debajo del nivel de la indigencia con un incremento que lleve el aumento a $288.600 en el mes de febrero, y que sea modificado y revisado mes a mes ante el presente escenario de inflación.

Ante esto, Yasin, puso a votación esa propuesta a sabiendas del resultado: La mitad del plenario del consejo, (las 3 centrales sindicales) votaron a favor; mientras que la mitad del sector empresarial votó en contra. La norma establece que se tiene que obtener dos tercios del plenario para que sea favorecida y aceptada una propuesta. Por lo que el gobierno definirá por decreto.

Ante esta situación, el Secretario General de la CTA, Hugo “Cachorro” Godoy, señaló que “toda esta parodia lo que tiende es a impedir un aumento urgente para los trabajadores y trabajadoras del salario mínimo vital y móvil, y que impacte en el conjunto de la masa salarial de los trabajadores paritarios y de los trabajadores y trabajadoras precarizadas. Es una actitud cómplice del gobierno y del sector empresarial en contra de los intereses de los trabajadores”.

“Nosotros estamos en un plan de lucha. Vamos a hacer consultas con las otras centrales sindicales para poder definir nuevas acciones. Porque es evidente que el Gobierno lo que quiere es congelar los salarios o reducirlo a la mínima expresión, sus incrementos, seguir licuando los ingresos de los sectores populares, del salario y de los programas sociales y seguir actuando por decreto. Por eso es que mantienen el DNU. Por eso es que ahora anularon el funcionamiento del Consejo del Salario en la parodia de reunión que se hizo hoy y van a decidir por decreto”, cerró Godoy.