Cambio rotundo en la Ley ómnibus: quitan el capítulo fiscal, incluyendo Ganancias, jubilaciones y retenciones

El anuncio lo realizó el ministro de Economía, Luis Caputo, quien Indicó que es para facilitar la aprobación del encuadre legal propuesto al Parlamento

El ministro de Economía, Luis Caputo, anunció que el Gobierno decidió “retirar el capitulo fiscal de la ley Bases” para facilitar la aprobación de todo el encuadre legal propuesto al Parlamento. Esta información fue dada en una conferencia de prensa, en Casa de Gobierno, donde Caputo ratificó el rumbo hacia el “déficit cero” que se propuso el Poder Ejecutivo aunque elimine esta parte de la Ley ómnibus.

El funcionario detalló que el capitulo fiscal que se retira de del proyecto de Ley de Bases comprende al “blanqueo, la moratoria, el adelanto de bienes personales, la Ley de Ganancias, las retenciones y el cambio de formula jubilatoria“.

Caputo aseveró que se retirará este capitulo para facilitar la aprobación del resto de los artículos incluidos en la normativa.

Este giro sorpresivo se da tras el fuerte rechazo de los gobernadores. Se trata de capítulos que incluyen las retenciones, uno de los puntos que más resistencia cosechaba entre legisladores y gobernadores, y también del proyecto de volver a gravar con Ganancias a unos 800 mil trabajadores.

Los mandatarios provinciales habían mostrado sus diferencias con las retenciones establecidas en la Ley ómnibus. Lo remarcaron gobernadores del peronismo duro, pero también del peronismo dialoguista, como Martín Llaryora (Córdoba) y representantes de Juntos por el Cambio, como Maximiliano Pullaro (Santa Fe) e Ignacio Torres (Chubut).

Sin ajuste fiscal, buscan acelerar la aprobación de la Ley

“Hay un capítulo fiscal que habíamos incluido en la ley con el objetivo de llegar a nuestro compromiso que tomamos con la sociedad de equilibrar nuestras cuentas fiscales y llegar al déficit cero”. En este contexto, afirmó que “hemos escuchado a todos y compartimos buena parte de esos reclamos”.

Posteriormente, fue muy contundente al indicar que “lo que de ninguna manera queremos es que, por este capítulo fiscal, se demore algo que es necesario y urgente, que es lo que realmente queremos mostrarle al mundo, porque están todos mirando. Es por ello que hemos decidido retirar el capítulo fiscal de la Ley de Bases de manera de facilitar y acelerar su aprobación”.

Por otra parte, aclaró que “eso implica que vamos a dejar nuestro compromiso de ir al equilibrio fiscal, nuestro objetivo de déficit cero”, y agregó: “El paquete fiscal es el paquete de estas cinco medidas que son el blanqueo, la moratoria, el adelanto de bienes personales, la ley de Ganancias y las retenciones, el cambio de la fórmula jubilatoria. Eso es lo que se retiraría”.

“Siendo el capítulo fiscal algo que nosotros con trabajo y con diálogo con los legisladores lo podemos solucionar es que decimos que vamos a ir por la parte importante para ver qué podemos hacer por los argentinos en el plano fiscal, sin dejar de lado que no podemos gastar más de lo que se recauda”, advirtió.

Y concluyó: “Hoy nos podemos tomar el tiempo de desarrollar nuevas medidas económicas que sean más compatibles, más fáciles de digerir para los diferentes actores económicos”.

Su aparición había sido anunciada con una sola hora de anticipación por el Gobierno. Se produjo, además, al cabo de una semana en la que le gestión de Milei logró aprobar el dictamen de mayoría de la ley ómnibus en Diputados y en la que el ministro de Economía presionó fuerte a los gobernadores en la búsqueda de la aprobación de la ley la semana que viene en el recinto.

Caputo, ¿el nuevo súper ministro de Milei?

El presidente Javier Milei decidió el despido del ministro de Infraestructura, Guillermo Ferraro, luego de que, desde la Casa Rosada dejaron trascender a media tarde, que alguien había filtrado información reservada a un medio periodístico.”El tipo estaba desesperado, no le dejaban hacer nada, lo tenían cercado. Milei no le atendía el teléfono hace rato, Posse se cansó de discutir con él, y (Luis) Caputo nunca quiso que existiese el ministerio, se quería quedar con todas las cajas fuertes del gobierno”, explicó una fuente de Casa Rosada que no aprendió la lección y habló con iProfesional, bien tempranito esta mañana.Ahí surge un dato sustancial. Luego del ministerio de Economía, no existe otra con mayor caja política que lo que fue Infraestructura. En ese ministerio se contenían secretarías como Obras Públicas, Transporte, Vivienda y la estratégica Secretaría de Comunicaciones y Conectividad, que lleva adelante la jugosísima licitación del 5G que generará ingresos fabulosos al Estado. Por trazar solamente un paralelismo, el Ministerio de Justicia tiene la mitad del presupuesto con el que cuenta la más pobre de todas las secretarías enumeradas.

La decisión del presidente no es la de reemplazar al supuestamente indiscreto Ferraro, sino, una vez mas, modificar la Ley de Ministerios y diluir dicha cartera, para colocar todas sus poderosas secretarías bajo la órbita de Economía, es decir, de Caputo. Acumuladas todas allí, “Toto va a ser el ministro mas poderoso de la historia de la democracia. Nunca jamás todas esas áreas estuvieron bajo el poder la misma persona. De hecho, si mirás la delegación de facultades de la Ley Ómnibus, quien las va a recibir formalmente es el Presidente, pero de hecho todo queda en manos de Caputo. Un funcionario que no votó nadie, queda con la suma del poder público, una locura”, analiza un diputado del PRO, avezado en cuestiones económicas.

El ministro de Economía ya le había arrebatado a Ferraro, en el momento del diseño del gabinete, dos áreas clave: Energía y Minería, fuentes de ingresos extraordinarios para el país y, dependiendo de su mejor o peor explotación, también de gastos. Ese “manoteo” de las áreas de último momento, resintió la relación entre ambos ministros y puso en alerta a Ferraro sobre las intenciones de Caputo. No iba a ser un “ministro de deuda” o de finanzas, como se especulaba, iba por todo.

A diferencia de lo que hubiese pasado con cualquier otro presidente, los tuits de Caputo buscando amedrentar gobernadores el día miércoles, que bloquearon la media sanción de la Ley Ómnibus en la Cámara de Diputados, no generaron un reto o una incomodidad del jefe de Estado, sino una felicitación.

En el chat de ministros, cuando detectaron que Milei estaba eufórico con los ataques de Caputo a las provincias, el resto de ellos se subió a las chanzas y los halagos al titular de Economía. “Bien Toto, están todos cagados”, escribió una colega del gabinete. El único que no respondió a la festejada bravuconada fue Ferraro, quien se veía venir la avanzada.